domingo, enero 31, 2010

TOP 5 MalalechePunketoide Imaginaria en: Y empieza Febrero

1. – MalalechePunketoide Imaginaria, tiempo sin verte.
- Queridísimo amigo Enchuspín, digo lo mismo.
- Y… ¿Qué has hecho MalalechePunketoide Imaginaria?
- Amigo Enchuspín, pues algo aquí, algo allá, esas cosas… Enchuspín, últimamente pasa que me empiezo a ver una película de esas de ahora, y pasan unos segundos y me entretengo viéndola, pero cuando de repente aparece el personaje femenino principal o secundario, que es súper periodista, o súper detective, o súper doctora, o la que es el punto de giro en el guión, o la que es la mujer qué mejores diálogos tiene…
- ¿Resulta que la actriz que está interpretando dicho personaje está demasiado flaca, al punto de parecer un esqueleto, que a lo obvio esa actriz es anoréxica, y que por lo tanto el rol que está interpretando es inverosímil para alguien como esa actriz?, creo que nos pasa lo mismo, MalalechePunketoide Imaginaria. ¡AYYYYYYYY! ¡MALALECHEPUNKETOIDE IMAGINARIA, NO TENÍAS PORQUE PEGARME ESA PATADA!
- Maldito Enchuspín, esa patada es para qué aprendas a no interrumpirme y a completar mis ideas, eso no se hace. En fin, como te estaba diciendo, y completando eso que acabas de decir: Pasa que ya a la trama de la película no le creo nada porque no hago sino pensar “esa actriz está demasiado flaca, no le creo que pueda ser una súper detective, o lo que sea. El hambre que tiene seguro la hace desconcentrar para hallar pistas y cosas así”.
- Es verdad, MalalechePunketoide Imaginaria, las películas de ahora, con mujeres anoréxicas, no se las cree uno en nada. ¡AAYYYYYYY, ME VOLVISTE A PEGAR MALALECHEPUNKETOIDE IMAGINARIA! ¡MALDITO!

2. – Queridísimo amigo Enchuspín, hace algunos años, al son de las cervezas, en el parque de El periodista vi a un punkero inyectándose heroína hasta llegar a un estado de sopor en el que todo el que estaba a su alrededor se dijo “éste ya estiró las patas por la sobredosis”.
- Jum, MalalechePunketoide Imaginaria, eso sólo lo he visto en las películas.
- Déjame seguir hablando Enchuspín.
- Bueno, pero no me pegues otra patada.
- Enchuspín, yo nunca había visto tal acto en vivo, recuerdo decirme al ver al punkero tirado en medio del parque con la jeringa inyectada en su brazo “esta imagen no es como una de las tantas de la película Trainspotting; es fea, sobrepasa lo decadente que en la vida logro soportar, no la quiero ver”, y me fui de allí, nublando la retina de mis ojos, no deseando recordar, olvidando casi por completo; es una fotografía que se te repite constantemente en la cabeza, además de la acción del caucho amarrándose en el brazo.
- Trainspotting es muy buena película. ¡AAYYYYY! ¡QUE NO ME SIGAS PEGANDO MALDITO MALALECHEPUNKETOIDE IMAGINARIA!
- Enchuspín, esta imagen de hace algunos años, en vivo, y no en el parque de El periodista, sino en diversas calles del centro de Medellín, ha vuelto a mis ojos y se ha venido repitiendo una y otra vez desde el año pasado y lo que lleva este año. De noche, si sales a caminar por Girardot, o por calles aledañas, no puedes evitar ver a uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, o más tipos y tipas, gamines y gente con pinta bien, inyectándose “caballo” a todo dar.
- Jum, jum.
- Enchuspín, ¿La heroína en Medellín es muy barata o qué, no se supone que es una de las drogas más caras?, ¿O es que la venden muy perrateada, al punto de que ya es cualquier cosa menos heroína, y por lo tanto, últimamente, es tan popular en las calles del centro de Medellín, o quizás en Medellín entera?
- Hmmm, MalalechePunketoide Imaginaria, las estadísticas dicen que el SIDA ha aumentado en Medellín.
- Y bueno mi queridísimo amigo Enchuspín, es que he visto que también comparten agujas. Agujas que al parecer son más caras que la heroína, y creo se pondrán más caras aún.

3. - MalalechePunketoide Imaginaria, por cierto, en Facebook me hice participe de “Todos en contra de los decretos de emergencia social 2010 en Colombia”,
- Enchuspín, igual eso no va a dejar de ser cosas del Facebook. Para que en Colombia haya una verdadera “protesta” pues solo se requieren dos pasos:

a. El gobierno y los medios de comunicación la convocan (ayudados, también, por el Facebook, pues éste es socio del mejor postor); el premio es un concierto de Juanes, ¡gratis!
b. Una marcha de protesta de un solo día contra el gobierno que no queda en nada y en la cual habrán muchos “infiltrados” rompiendo cosas.
- Hmm.
- Enchuspín, te lo aseguro: decretos de emergencia social 2010 en Colombia, ahí vamos hasta acostumbrarnos.
- Acostumbrémonos bebiendo ron.
- Pues sí, qué más da, somos colombianos.

4. - MalalechePunketoide Imaginaria, este ron que nos estamos tomando me puso a pensar: Para que mires hacia el país más pobre de la tierra tan sólo necesitas de un terremoto, y para que te des cuenta de la escasez de agua y esas cosas, pues el mismo terremoto.
- Es verdad Enchuspín, éste ron está existencial, me estoy preguntando qué sentido tiene todo.
- Volvemos a la adolescencia, MalalechePunketoide Imaginaria.
- Maldita adolescencia.

5. MalalechePunketoide Imaginaria y Enchuspín se terminan de emborrachar mientras en el equipo de sonido suena a toda castaña Total Eclipse Of the Heart; ambos lloran.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

melancolía y heroína

Nell dijo...

Jejeje, de vuelta a la escritura... yo no quiero del ron existencial

byron dijo...

anónimo: una mezcla demasiado depre, no?

Nelly: yo tampoco.

Anónimo dijo...

una mezcla demasiado peligrosa