viernes, diciembre 31, 2010

Bonus track, FELIIIIIIIIIIZ AÑOOOOOOOOOO HIJUEPUTA!!!!!!



Que la pasen a lo bien!!!

TOP 5 El diario del ron

1. Necesitaba alejarme de la evolución, ya no quería ser el centro de los hechos que hoy en día siguen haciendo estragos en la gente que me rodea -confieso que por un momento fue tocar la gloria, pero en la frente tenía tatuado el nombre de Ícaro, todo fue en caída de repente-. También necesitaba desintoxicarme. Mi salud empeoraba segundo a segundo. Tocía, me dolía el pecho, me desmayaba. Dos meses bebiendo todos los días desde que incomprensiblemente le dije a un amigo:

2. - Voy a dejar todo tirado, el trabajo, la universidad, la novia y me voy a dedicar a beber como Nicolas Cage en Leaving Las Vegas.
- Y yo me voy a dedicar a las drogas, sólo para no contradecirte y apoyarte en la causa.- Apenas él respondiéndome, telefoneó a un conocido; y este conocido, minutos después, le consiguió una roca entera de perico.

3. Ese amigo estuvo de farra conmigo las primeras semanas, semanas en las que él era incapaz de levantar una taza de café sin que el pulso le fallara y la derramara sobre su ropa, o sobre mí. Su nariz estalló en ráfagas de sangre. Lo acompañé al hospital, y allí no me dejaron quedarme por no ser familiar y por no soltar la botella de lo que sea que estaba tomando. Amanecí varias veces en la entrada del hospital, esperando, esperando, esperando, y a veces escupía sobre ella con mucho odio, a veces esos escupitajos no tenían la suficiente fuerza: pobre mi ropa. También gritaba algún “¡Hijueputas todos ustedes, celadores, médicos, enfermeras…!”. Un día, gracias a la seguridad del lugar, me fui de allí y sigo sin saber noticias de él. Era un buen amigo.

4. En la casa extravagante donde estuve, a la que llegué un día después de beber dos meses, más de un mes para eso de mi limpieza y no seguir jodiendo al mundo y mi mundo, tenían una colección de cristal de Baccarat, y me daba miedo; “así han logrado rehabilitarme, a punta de desasosiego”, pensaba. Por las noches tenía pesadillas – aún las tengo-, siempre unas de esas figuras de Baccarat me acaricia toda tierna, toda sexual, y luego me grita: ¡No beberás grandísimo malparido hijueputa!

5. No obstante volví a beber. Tambaleando y tropezando, me subo al bus, me dirijo a la banca de atrás. Me empiezo a sentir culpable.

- Hablemos de algo interesante sobre lo qué hablar todo el viaje.- le digo al tipo que está sentado al lado.

El tipo está tan ebrio como yo.

martes, diciembre 28, 2010

TOP 5 Después de ver The Social Network…

1. Me cae bien Justin Timberlake

2. Es buen actor el tipo.

3. En una de mis escenas favoritas de la película está Justin, y creo es muy favorita mía porque a él le creí todo, actuó a la perfección.

4. La música de Justin sí no me ha podido gustar.

5. La banda sonora de The Social Networt es the best:

domingo, diciembre 26, 2010

TOP 5 Me despierto en una hora muy rara del día y aún creo que es ayer

1. Mi corazón es un remiendo, se le ven los puntos y los hilos de las coceduras; estable, inestable, sangra, no sangra, grande, pequeño. Algún día dirá: no más. (El primer pensamiento al abrir los ojos)

2. Esta casa tan grande y sólo me entiendo en una parte muy chica de ella: en mi habitación.

3. Y lo más apoteósico: camino hasta la cocina para tomar agua.

4. Hace frío. Me acuesto.

5. Miro el reloj… es tan temprano.

TOP 5 En la mañana de un diciembre






Fotos: Byron Vélez

sábado, diciembre 25, 2010

TOP 5 Porque todo se resume en recuerdos de niñez y de adolescencia, maldito 24 de diciembre

1. Porque todo era nuevo y te sorprendía, y te hacía llorar o brincar de la felicidad.

2. Porque todo era nuevo y te sorprendía al extremo, y te emocionabas tanto que llorabas y brincabas.

3. Porque no te lo esperabas, o si te lo esperabas igual lo recibías con emoción, y hasta llorabas y brincabas.

4. Porque cualquier torpeza por parte tuya era: “es un niño, ya aprenderá.”

5. Ahora todo se repite y dices: “Eso ya lo viví”

viernes, diciembre 24, 2010

TOP 5 The Social Network

1. -Se cae la conexión a Internet y es como si se hubiera ido la luz; duras demasiado buscando qué ponerte a hacer, o te vas a dormir.
- En estos días que no tuve Internet me leí cómo cuatro libros, hace rato no leía. No había tenido tiempo.
- No me acuerdo de qué iba mi vida sin Twitter, Facebook, Wikipedia y Wikileaks.
- Yo le voy más a los Blogs, al Flickr y al deviantArt, y claro a Wikileaks: Julian Assange es el hombre del año.

2. “se me habían perdido los papeles y los encontraron” 10:12 AM Dec 23rd vía web…
- Tu vida dejó de ser privada hace milenios, cabrón.

3. - Tenés que tener Twitter.
- Algún día caeré en Twitter, soy consciente de eso, caí en Facebook.
- Lo que hago siempre es buscar música; YouTube y MySpace siempre están en mis ventanas.
- Nunca entendí MySpace.
- A duras penas recuerdo esos días en que iba muy contento de tienda en tienda comprando Cassettes o Cds, ya ni salgo de la casa.

4. – Ya no le paro tantas bolas al MSN, me aburre.
- A mi también, prefiero el Skype, o el interno del Gmail.
- Pero estamos hablando por el del Facecop.
- ¿Facecop?
- Facebook, pero Facecop me parece una buena manera de llamarlo. No sé, se me ocurrió.

5.- The Social Network es una película muy oscura que te deja con un sin sabor en la boca.
- A mi me gustó.
- Y a mí también, pero lo que digo es que demuestra lo frágiles, manejables y patéticos que somos los humanos. Por un solo hecho, como fue de que a un patán le rompieran el corazón, cambió la forma de relacionarse entre todos nosotros hoy en día.
- A mí la sensación que me dejó fue que hay que tomarse la vida muy en serio para que ese sólo hecho de que a uno le rompan el corazón transcienda a un cambio tan grande. Hay que tener las suficientes pelotas.
- Mejor juguemos Wii.
- Pero juguemos en línea, no tengo ningún deseo de salir.

miércoles, diciembre 22, 2010

TOP 5 Anoche recordé lo tanto que la muerte ha pasado por mi lado

Vivir en la comuna 13, que ahora de adulto supe que esa era la comuna 13 – gracias a esa seguridad democrática-, no fue fácil. Vi y viví muchas cosas desagradables. Malditos amigos que me hacen recordar esas cosas.

5. Ir subiendo, muy contentos después de bailar Break Dance, por las escalas del 20 de Julio para que un miliciano con metralleta en mano y con un tipo arrodillado a sus pies nos parara a decirnos “¿Ustedes conocen a León?”, “Sí” le respondió un amigo, “Bien, entonces me hacen el favor de decirle que aquí tengo al muñeco” asentimos, no teníamos de otra. Cuando llegamos a la cima de las escaleras vimos al tal León, le dimos la razón que le mandaron, él bajó por las escalas y luego oímos los disparos. “Mataron al pobre tipo” pensé. *Ya lo había contado en este blog*

4. Ver bajar a La Chinga desde El Corazón – barrio contiguo al mío-. Ya sabíamos que venía a matar, y en efecto mataba, y mataba con ganas. Ya también lo he mencionado en este blog, La Chinga tenía 12 años.

3. Saber que a muchos amigos de ese entonces los mataron.

2. Saber que a muchas de las mujeres que me gustaron en ese entonces las mataron o están en la cárcel por andar con milicianos.

1. Ser herido en el colegio Marco Fidel Suarez, cuando mataron a Hamilton Chica y las esquirlas de dicho disparo me dieron en la cabeza y en los brazos. Mencionado también en este blog.

lunes, diciembre 20, 2010

TOP 5 Como es de bueno…

5. Fumar en la ventana con un clima de eclipse lunar, mucho viento, un frío ligero, mucha calma.

4. Reírse del señor que venía caminando al lado de mi ventana y al que el viento le hizo una mala jugada: le voló el peluquín. ¡JUA JUA JUA JUA JUA!

3. Acordarme de cuando iba para Santa Elena con unos amigos y mientras esperábamos el bus, una bolsa arrastrada por el viento, proveniente de quién sabe dónde, le cayó justo en la cara a un señor, el tipo casi que no se la quita. ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA! Todavía me río ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

2. Seguirse riendo del señor del peluquín y del señor al que una bolsa lo atacó JUA JUA JUA JUA JUA JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, me babeo, JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA marica JUA JUA JUA JUA JUA…

1. Comprarse cositas, esta vez dos películas: Sed de mal y No country for old men. Las veré otra vez.

Bonus track

Porque me gusta mucho esta banda y sobre todo esta canción

domingo, diciembre 19, 2010

TOP 5 La mera decepción

1. Mucha rabia siento.

2. Me siento tan estúpido, haber confiado en alguien que se veía tan confiable.

3. Me siento tan imbécil.

4. Lo peor es que sí, a uno lo toman por estúpido e imbécil… entonces, creo, uno será eso. Resumido, tres palabras sobre ti: tonto, estúpido e imbécil.

5. Dejadme que baile solo, cante solo y muera solo. No hay razón para que me molesten, no soy un aporte. Dejadme. Basta. La decepción se convierte en ron.

sábado, diciembre 18, 2010

TOP 5 La insufrible insignificancia

1. Se despertó de golpe agarrando fuertemente los bordes de la sábana que lo cubría, sus dientes rechinaban, su corazón quería estallar, el sudor de su frente era una cascada; tomó aire, se calmó, pensó: “angustia, desespero, impotencia, tristeza, nostalgia, rabia, desazón, depresión, dolor, risa, esas cosas sólo las padecen los que estamos en este negocio llamado vida, en la bolsa de valores nunca le apuestan a dicha inversión. Y te moriste y yo quedé tan vivo. La angustia me posee, la rabia me desenfrena, el desespero toca a mi puerta, la impotencia: vos sos una hijueputa. Dolor, eres de lo peorcito, no eres como la tristeza, la nostalgia y la depresión que beben ron.” Sacó sus conclusiones que no eran nada claras. “Fue un mal sueño” se dijo. De nuevo intentó dormir.

2. “Hoy cumplo 18 años, y quiero hacer algo que hace unos días para acá he venido pensando y deseando” se lo dijo a sí misma en voz baja; tiene esa costumbre ya hace un tiempo, cuando se quedó sin amigos por culpa de un chisme mal intencionado de su ex amiga Caro. Esperó a qué fueran las doce de la noche, aunque bien sabía que nació a las tres de la mañana. Salió de su habitación, caminó lentamente hasta la sala. En el recinto, como siempre, viendo televisión, estaba Jorge, mayor que ella, amigo de la familia y quién se estaba quedando en su casa por algunos días, aunque ya llevaba meses. Parada en la puerta observó a Jorge por un rato, lo detalló de arriba abajo: “Me gusta su pelo, pero tiene un peinado horrible. Me gusta su cara, pero debería afeitarse. Me gusta, pero podría ser un poquito más alto. Me gustan sus manos, son grandes y dicen por ahí que...”. Tomó aire y se acercó a él:

-Quiero una velita de cumple años muy especial.- le dijo.

Jorge la miró fijamente a los ojos, sabía de qué hablaba ella, sin esconder su placidez le encendió la velita.

3. Llevaba días sin ver a nadie, sin hablar, sin emitir sonido alguno y cuando asimiló su apatía hacia el mundo exterior tuvo un ataque de pánico. Estaba demasiado alterado, no recordó ni encontró ningún número de teléfono de algún amigo u familiar, “¿Mi celular dónde mierda está?”. Atormentado salió corriendo de su casa, sin billetera, sin zapatos, sin cerrar la puerta. Las calles estaban desiertas, “Esta maldita ciudad duerme de noche, no es como esas buenas ciudades”. Deambuló de aquí para allá hasta que se vio perdido en un sitio en el que nunca había estado. Paró de correr, se quedó parado en mitad de la calle, introdujo las manos en los bolsillos de su chaqueta, miró hacia los lados hasta que su mirada se quedó en un punto fijo. “Jum, que imbécil” dijo en voz alta, pero en su momento no se dio cuenta.

4. Él se distraía viendo al frente de su ventana a una pareja que follaba y follaba; la mujer era bonita y el hombre no se sabía, pues él no lo miraba. La pareja follaba en público porque creían que nadie los veía. No sabían que en esa calle hay cámaras de seguridad y que él siempre estaba parado en la ventana fumándose un cigarrillo, añorando que alguien estuviera con él para imitar a esos dos.

- ¡Páguense una pieza!- gritó alguien desde algún lugar recóndito.
- ¡Danos la plata gonorrea!- gritó el hombre de la pareja percatándose de la presencia de él parado en la ventana, creyendo que fue el soez que los interrumpió. Él se sintió incomodo, se alejo de la escena pornográfica, se sentó en la cama, encendió la TV, esperó algunos segundos; con cuidado de no ser visto, de nuevo se asomó: la pareja ya no follaba, pero sí miraban hacia la ventana con odio. “El imbécil que gritó me quitó la diversión” pensó.

5. Le alegró tanto salir a vacaciones que dijo: “¡Hoy me emborracho como mica vida HP!”. Se encontró conmigo que también salí a vacaciones. Y nos abrazamos, bailamos, bebimos, fumamos y cantamos Rock n Roll all night! de los Kiss. Luego, casi que no, recordé cuál es la nueva contraseña de este blog.

viernes, diciembre 17, 2010

TOP 5 Quiero un Wii

1.Con sólo jugar en él, alguna media hora entre turnos con los amigos que sí jugaban bien y que se podían demorar hasta más de media hora dándose en la jeta por medio de ese aparato maravilloso, parece que yo hubiera hecho ejercicio tres semanas seguidas sin parar: estoy molido, reventado, lleno de dolor muscular; qué estado físico de locura.

2. Quiero un Wii

3. Quiero un Wii

4. Quiero un Wii

5. Me dicen que Wii no es la locura, que es mejor algo qué no sé qué: que el Playstation 3 y otros... Pero yo sólo he jugado con Wii, y quiero un Wii: Niño Dios, que no existes, ni niño ni como persona adulta -nadie se cree que un recién nacido lleve regalos, o que una persona adulta se sacrifique por nada por otros.-, te pido un Wii.

miércoles, diciembre 15, 2010

TOP 5 Un Rock Star

Estás solo, escuchando música en tu habitación, borracho, dale que dale al ron, colapsado, fumado y re fumado: tú, hermoso, perdedor, aburrido, bobo, trastornado…

1. Mueves la cabeza de arriba hacia abajo y hacia los lados al ritmo de lo que esté sonando en el momento, así sea sólo el ruido de un carro afuera en la calle. Imaginas que tienes una guitarra en las manos.

2. Entrecierras los ojos, bailas, te crees Ian Curtis, y de vez en cuando miras de soslayo a la pared de tu habitación: en ella se ve tu sombra: va al ritmo de ti, tienes pareja.

3. Agarras alguna cosa que se parezca a un micrófono – la cubierta del cepillo de dientes-, dices en voz baja cualquier vaina que según tú se puede decir antes de cantar una canción: “Hello…”

La audiencia femenina grita: ¡Quiero un hijo tuyo!

4. Tarareas en voz alta cualquier cosa que según tú es una canción: ¡asgadfgagsdgasdgasdg!. ¡Esooooo hijueputaaaaaa, carechimba gonorrea! ¡sdgasdghiubhasdf…

La audiencia femenina dice “¿Qué?”, y la audiencia masculina que al parecer sí entendieron dicen: “¡Así eeeees!”

5. En el piso de tu habitación, de beber ron y saltar y gritar y mirar mucho hacia el piso blanco te quedas dormido, o mejor dicho, te desmayas: igual a esas estrellas de rock.

martes, diciembre 07, 2010

TOP 5 Tuvo una cita con su ego

5. Agarrados de las manos y con la ropa empapada de agua lluvia caminaron el uno al lado del otro. Empezaron a correr apostando quién era más rápido, aún sabiendo que los dos eran estrellas fugaces; una igual de rápida a la otra. Saltaron sobre los charcos que aún sobrevivían del diluvio que cayó unos segundos antes; el agua salpicó sobre sus rostros. Sonrieron.

4. A pleno sol impetuoso, desdeñoso, orgulloso, amarillo, abusivo, señal de un próximo furioso e infinito chaparrón, ellos bailaron y dieron vueltas en un parque. Se tumbaron boca arriba en la hierba, se miraron de soslayo, entre abrieron sus bocas, salivaron. Suspiraron.

3. Comieron helado, hamburguesa y malteada de fresa en un centro comercial. La modorra que produce el comer demasiado los hizo sentirse somnolientos; entonces por primera vez hablaron. Se dijeron de todo, se contaron de todo, se rieron por todo.

- Nadé, algún día atrás, en el océano abierto. También lo hice en un rio y en una piscina. Los tres, tan distintos, no dejaron de ser para mí tan inmensos, tan oscuros, tan misteriosos, tan tediosos, nunca abrí los ojos.
- Le escribí, alguna vez, una carta a una tal Margot. Además de que me gustó su nombre, le escribí porque ella vivía en medio del océano, en un barco que se llamaba Rio y que tenía piscina. Supe que luego todo fue un invento, una burla, un descalabro: Margot nunca leyó la carta, yo nunca escribí una carta, y todo porque soy un analfabeto, o mejor dicho: soy un alfabeto pasivo, sé escribir, pero nunca he escrito nada, sé leer, pero nunca he leído
nada.

2. Fueron al cine. Ambos detestaron la película que se vieron, y aún así, no pudieron ponerse de acuerdo con sus opiniones. Se atacaron, se insultaron, sonrieron al ver lo tontos que eran al hacer tal escena. Se agredieron, se vilipendiaron, se abrazaron al ver que no podían parar de actuar como par de imbéciles. Se miraron fijamente, casi muertos; supieron que llegó su distancia.

1. Al caminar por una noche fría, sólo miraron el pavimento, cada uno con las manos en los bolsillos de su chaqueta. Lentamente se fueron alejando el uno del otro, sin despedirse, en direcciones opuestas. Se volverían a ver algún día, lo sabían, aunque no en qué tiempo cierto. Ambos tararearon una canción en el momento exacto de una milésima de segundo, en el mismo acorde. Y me encendí un cigarrillo, sé qué él también: la misma bocanada al aire, en la ventana.

domingo, diciembre 05, 2010

Bonus track, again



Esta es la que más me gusta :) :(

Bonus track

Neoplatonics

TOP 5 Larga vida a Neoplatonics!!

1. Porque son buenos.

2. Porque ayer me alegraron la noche, que estaba un reverendo peye.

3. Porque no pude parar de sonreír en todas las canciones que tocaron anoche.

4. Porque anoche no esperaba ver y oír algo tan bueno.

5. Porque hace rato quería mover la cabeza y el esqueleto de arriba hacia abajo, y saltar, y gritar con ganas: ¡QUE CHIMBAAAAAAAAAAAAAAAA!

*Lo siento, pero se van a tener que aguantar a este nuevo fan.

sábado, diciembre 04, 2010

TOP 5 MalalechePunkeToide Imaginaria en: ¿Cuánto tiempo?

1. Suena Mercury Rev en el equipo de sonido. En la pantalla de la computadora se ve una mala fotografía de una mujer hermosa, desnuda y en el acto de felación a un flácido pene: gracias a la red social Flickr. Una botella de aguardiente tapa azul va y viene. MalalechePunkeToide Imaginaria está parado en la ventana fumándose un cigarrillo, y su amigo Enchuspín está sentado en la cama, mirando la TV, donde están pasando la última temporada de Dr. House.

2.- MalalechePunkeToide Imaginaria, vos que eras tan fanático, no le has parado bolas a esta última temporada de House. Está buenísima.
- Esas cosas pasan, mi queridísimo amigo Enchuspín. Uno se aburre.
- Pero House es genial.
- La genialidad aburre… ahora le apunto a lo sencillo.
- ¿Y qué es lo sencillo?
- Hmm, no sé… ser cómo todo el mundo.
- ¿Y cómo es todo el mundo?
- Hmm, no sé… algo sencillo, algo que no es inmune a nada, que en un segundo se puede enfermar y morirse de repente, o que una bala perdida le atravesó el cráneo, o que se cayó de la cama y el piso frío...
- Ya MalalechePunkeToide Imaginaria, te entendí. ¡AAAYYYYYYYY, NO TENÍAS PORQUÉ TIRARME EN LA CARA ESA CUZCA DE CIGARRILLO ENCENDIDA!
- Ya sabes, Enchuspín, que no me gusta que me interrumpan… Como todo el mundo, quiero abrir Twitter… y que el resto de gente sepa que estoy viendo algún partido de fútbol, o que fui al baño.
- AAYYYYYYY, ¿POR QUÉ MIERDA ME DISTE ESA PATADA Y CON ESAS BOTAS CON PUNTA DE MERCURIO?
- Para no perder la costumbre.
- Por cierto, que chimba de botas con punta de mercurio, sólo te las he visto a vos.
- Gracias.

3. Enchuspín se está colocando una curita en la quemadura que le produjo la cuzca del cigarrillo que le tiró MalalechePunkeToide Imaginaria. MalalechePunkeToide Imaginaria está sentado en frente de la computadora, ve más fotos malas de mujeres desnudas en Flickr. Suena en el equipo de sonido Yo la tengo.

4. – MalalechePunkeToide Imaginaria, en Flickr abundan las fotos de mujeres desnudas, haciendo de todo: mamando, follando, tomando el sol, posando en un estudio… ¿A ellas les pagan, o sólo les gusta que les tomen fotos desnudas?
- Hmmm, no sé… o todos esos manes que les toman fotos tienen mucho poder de convencimiento.
- Mi poder de convencimiento se reduce a beber ron o aguardiente.
- Mi queridísimo amigo Enchuspín, ¿nos pasamos del aguardiente al ron, o qué?
-Dale.

5. MalalechePunkeToide Imaginaria y su amigo Enchuspín le toman fotos a una mujer desnuda, y luego suben esas fotos a Flickr, y las colocan en grupo de esos “eróticos”.

- Eso es un buen desnudo artístico, MalalechePunkeToide Imaginaria.
- Sí, mi queridísimo amigo Enchuspín.
- ¿De qué van esas fotos, sólo se ve una ventana y mucho humo de cigarrillo, y por qué dicen que es un desnudo, no hay ninguna mujer en esas fotos?- comenta alguien en Flickr.

Suena Sumo: Mañana en el Abasto.

miércoles, diciembre 01, 2010

TOP 5 Y empieza Diciembre

1. Caminaba con la cabeza gacha, en medio de semejante aguacero. Llevaba bufanda de colores vivos, chaqueta café, pantalones grises y unas chanclas. Se veía tan feliz. Vio que yo lo estaba grabando y gritó a viva voz: ¡Navidad!

2. Navidad es una palabra que se acomodó a estos últimos diciembres, y desde ahí diciembre empezó, por estos lares, a ser tan aburrido.

3. En Medellín la navidad nunca importó, importó desde hace algunos años para acá. En Medellín Navidad “era cualquier cosa”. Diciembre: ir a algún funeral, matar marrano a patadas o ir a una fiesta familiar demasiado buena en que las mismas cosas transcurrían: Era Diciembre.

4. Diciembre – mes de tres meses; octubre, noviembre y diciembre: donde cualquiera se muere, ya sea por la familia o por lo que sea.- te estoy viendo venir, antes de ser las doce ya estoy oyendo tu mucha pólvora habitual. Pero ya no eres el Diciembre que recuerdo.

5. Y estoy solo, te veré desde mi ventana, que entristece porque por ella solo se ven carros.

domingo, noviembre 28, 2010

TOP 5 Plan

5. Irse sin nada más.

4. No responder nada.

3. Dejar al que dejaste a su merced sin responder nada.

2. Los cigarrillos resultan caros, y sigues sin responder.

1. Que se te haga la cosa tan fácil. Ya lo tenías presupuestado.

sábado, noviembre 27, 2010

TOP 5 Palabras

1. “No hay nada como sangre con relativo sentido para llevar la mente a otro lado” frase dicha por mi amigo Mauricio Urrego en tema de conversación de esa mala serie llamada Spartacus Blood and Sand.

2. En serio, que mala serie.

3. Me recordó a esa pésima película llamada 300, horrible película.

4. Pero no puedo parar de ver esa serie, más por tedio que otra cosa: no es True Blood, que de lo mala que es, es genial: adoro a Jessica.

5. Dejo a un lado Spartacus Blood and Sand y de nuevo me pongo a ver True Blood: imito el acento de Bill y digo “Sookie”

viernes, noviembre 26, 2010

TOP 5 Emborráchate solo, muere solo

1. No me gusta para nada Led Zeppelin, pero déjame decirte que hoy grabé a un niño de diez años tocando un solo de Stairway to heaven en su guitarra eléctrica, y lo hizo delante de mucho público que a vista obvia le doblaba la edad, lo hizo delante de mucha gente que no tiene ni puta idea de que es Led Zeppelin: ese niño tocó esa canción, tan triste él, tan nostálgico, tan encantador… y lloré. Los asistentes a dicho concierto pudieron ver como el camarógrafo dio tres pasos hacia atrás para “limpiarse el sudor” que caí de sus ojos.

2. El niño de diez años tocó con su guitarra Para Eliza de Beethoven y sólo hizo empeorar la cosa; yo ya no era un camarógrafo, sólo era un tipo ahí “limpiándose el sudor” de sus ojos con una cámara en su mano.

3. Me tuve que ir, dejar el trabajo tirado por un rato. Fui a uno de los baños del lugar, en este se seguía escuchando esa dulce y triste melodía. Tomé aire, me limpié las lágrimas y de nuevo volví a mí laboro, como si nada: toda una pared yo.

4. Ya el daño estaba hecho, yo era una pared con muchos huecos hechos y con mucha humedad por donde luz, hongos, olores, gente sin casa, mierda… conviven juntos.

5. Al salir del laboro nadie conocido u amigo para hablar sobre dicho asunto. Así que aquí estoy: aguardiente va y viene.

jueves, noviembre 25, 2010

TOP 5 Y llegó el que nadie esperaba: Orgullo:

5. Que no valés a la hora de hacer cosas porque siempre te rebajas ante otro ser que tiene poder ante ti (murmurando: es mi jefe de alguna cosa…).

4. Que eres tan cambiante: vas de lo más alto a lo más bajo y viceversa. Eres tan bipolar, maldito, y no vas donde el sicólogo a que te receten algo.

3. Que estás intacto en lo más, más, más, más adentro de ti, pero no haces nada por valerte: tan inútil eres, tan hijueputa eres.

2. Ves cómo cambia tu personalidad por una cámara de seguridad y luego te das golpes contra la pared: la sangre salpica contra la cara de los otros, pero por error sólo cae en su ropa. Para justificar dicho hecho no tienes palabras, y la ropa se lava. La cámara de seguridad, por error, borra todo.

1. De ti se aburren... y te salen con el típico cliché de: “ya no te quiero hacer más daño, démonos un tiempo…”.

Orgullo, sé que estás cansado, eres tan bobo, me caes tan mal.

martes, noviembre 23, 2010

TOP 5 All Alright

1. Flaca desgarbada de pelo negro y flequillo a ras de la frente, con unos anteojos grandes y rojos, vestida con chaqueta negra de lana, jeans rotos y tennis Converse; que llorabas sin merced alguna para con tus ojos mientras estabas sentada en un murito a mitad de la calzada por la que yo siempre camino del laboro a mi casa, te expreso: quise sentarme junto a ti, a invitarte a fumarnos un cigarrillo y bebernos una cerveza, a quizás, si querías, compartieras conmigo tus penas. Te hubiera escuchado atento y, tal vez, te habría puesto en mi mp3 un par de canciones de esas que… hacen llorar; que crueldad ¿no?

2. Por segundos dos seres tristes juntos sin conocerse: uno sentado en un murito, llorando a mares, y el otro caminando, oyendo música depresiva en su mp3, observándote en la tarde de un martes gris y lluvioso.

3. Flaca, que ahora creo que eras bonita: de pelo negro y flequillo a ras de los ojos, con unos anteojos grandes y negros, vestida con chaqueta roja de lana, jeans rotos y tennis Adidas; que llorabas sin merced alguna para con tus ojos mientras estabas sentada en un murito a mitad de la calzada por la que yo siempre camino de mi casa al laboro, te digo: ojalá yo llorara cómo tú; quisiera explotar de un momento a otro en la calle, aunque a diferencia de ti: que suene una buena banda sonora en mis oídos, cómo la que está sonando en mi mp3, y que me saquen una buena fotografía de un color cálido y con reflejos de la luz del sol... ya sé, es un día gris.

4. Por minutos dos seres patéticos juntos sin conocerse: uno caminando, oyendo música depresiva en su mp3, observándote, y el otro sentado en un murito, llorando a mares, en la tarde de un martes amarillo y soleado.

5. Flaca de pelo castaño y con un flequillo a medio torcer, con unos anteojos pequeños y azules, vestida con chaqueta negra, jeans y tennis de alguna marca no convencional; que alguna vez te vi llorar sin merced alguna para con tus ojos mientras estabas sentada en un murito a mitad de la calzada por la que yo siempre camino hacia alguna parte, te manifiesto: fue bueno conocerte, y el tiempo ya dirá: "I wanna do bad things with you"

domingo, noviembre 21, 2010

TOP 5 Fotos que he tomado

5.
4.
3.
2.

1. Visitene mi flickr

TOP 5 La vida ha de continuar y siempre será igual

1. Un rayo de sol entra por la ventana, me da directo en la cara: entrecierro los ojos. Me estoy fumando un cigarrillo y el humo se ve espeso, brillante, hermoso. Da para que me tomen una fotografía, pero no hay quién la tome. De nuevo doy una, dos, tres, cuatro caladas al cigarrillo: en estos últimos días he fumado más de lo acostumbrado. Y el alcohol…

2. En Medellín, ciudad de mis odios y mis amores, el clima es bipolar: llueve, pero el sol está tan fuerte que te bronceas con sólo asomarte a la ventana. Me paro en la ventana, la lluvia golpea mi rostro. Me pongo unas gafas 3d de esas que te dan en los cines, y sé que debo verme muy gracioso. Sigo fumando hasta donde la lluvia me lo permite. No hay quien me tome una foto.

3. En el compu suena una canción de Sonic Youth, la canto murmurando; sigo en la ventana. Con una mano me apretó las fosas nasales, intento quedarme sin aire… pero la canción hace que mi intento fracase: canto en mi mal inglés.

4. Tuve una noche bien divertida, la banda de “punk” de mi amigo Joni es de lo mejor que he escuchado últimamente. Y saqué muchas fotos.

5. La frustración es: por más que le eche cabeza no encuentro como putear a la que me dejó: era tan encantadora. Sigo fumando.

jueves, noviembre 18, 2010

TOP 5 The Best Of You

1. Inseguro, distraído, torpe, lerdo, sin aire, con la mirada indecisa entre el cielo y el pavimento, con desespero, sudando a chorros, temblando, maldiciendo, casi arrodillado, sin esperar a que la luz del semáforo diera en verde, él cruzó la gran Avenida San Juan, la cual es conformada por seis carriles - tres en una dirección, tres en la otra-. En dicha proeza, que tan sólo duró unos segundos; esquivó por los pelos a una moto, a dos camiones, cinco automóviles y trastabilló y perdió el equilibrio. Evitando caerse de bruces contra el asfalto, sin querer, hizo un bailecito algo graciosillo y simpático para cualquier espectador que haya contemplado la escena; recibió insultos y gestos obscenos a través de varias ventanillas; recordó entera toda su vida; el zumbido de los vehículos al pasar por el frente de su cara fue una buena banda sonora. Pedro, así se llamaba, logró llegar a la otra orilla sano y salvo y con una sonrisa nerviosa en la boca y en los ojos. Pensó para sí mismo, casi balbuceando “Mierda Pedro, de la que nos hemos salvado”. Minutos después, de golpe, falleció. Cuando llevaron su cuerpo inerte al hospital dijeron “Ataque al corazón, además: golpe directo contra el piso y su cuerpo se desangró”.

2. Rosa, vendedora ambulante de confites y música pirata en un semáforo, que recibió un curso de primeros auxilios en el colegio, y desde eso se obsesionó con ello, al punto de presentarse cinco veces a una universidad pública para estudiar medicina, pero sin ningún éxito; vio cuando Pedro se desplomó de bruces en el adoquinado de la acera. Corrió de inmediato para socorrerlo, no obstante aseguró bien primero sus confites y su música dentro de una alcantarilla pensando “luego, estos que limpian los vidrios en los semáforos no me los van a robar, ya ha pasado”. Pedro, que cayó de narices, se desangraba en el piso. Rosa, por la rapidez de ayudarlo, tocó la sangre.

- Mierda, ¿y si este tiene Sida?- dijo en voz alta.
- Tranquila, si usted es contagiada, y lo sabemos en los primeros días no hay problema, es sólo aplicarle varias inyecciones.- dijo un paramédico salido de quién sabe dónde.
- ¿Y usted de dónde salió?- preguntó ella.
- Hace rato la ambulancia estaba parada en el semáforo, ¿no la vio?- dijo el paramédico.
- No, para mí cualquier carro es indiferente, ya sea que tenga sirenas como las de la ambulancia, que apenas las noto, o como de la policía.
- No somos lo mismo.
- ¿No?, vea, está dejando morir a este tipo mientras habla conmigo.

3. Voy caminando hacia mi casa, últimamente eso hago: caminar; ya he terminado mí laboro del día de hoy, y oigo sirenas. Más tarde, al pasar por la gran vía veo a un cuerpo inerte y a una señora arrodillada ante él hablando con unos policías y unos enfermeros, les pongo nombre: Pedro y Rosa. Me digo balbuceando: “En Medellín sí que pasan cosas.”

4. Pensamientos mientras voy con la vista fija en una licorera que hay por mi casa: “La cerveza y el guaro no rezan”, “La birra y el ron dan: Bi-Ron”

5. Caminando por la calle, llegando a mi casa, me pegaron un balonazo, el niño que me lo pegó me dijo “perdón, don”. Llegué a la casa, me miré en el espejo y fue algo triste, me di cuenta qué vio en mí el niño ese (ya lo odio, así no lo recuerde), y evocó un comentario de mi actual ex. Y ya no sé qué más me dolió, si el balonazo o que en verdad ya tengo cara de “don”. Carajo, ya me veo viejo.

sábado, noviembre 13, 2010

TOP 5 Dándole un repaso a mis cosas materiales: pensamientos:

1. Curiosamente en mi biblioteca no hay ningún libro de Charles Bukowski, ¿qué se hicieron esos libros?

2. Tampoco hay nada de Hunter S. Thomsonp…….. ya, en un rincón muy remoto, y no sé por qué, encontré Fear and Loathing in Las Vegas, uno de mis libros favoritos; Ya, El Diario del ron no está en la biblioteca porque se lo regalé a un amigo hace mucho tiempo; ojalá se lo haya leído.

3. Tengo el libro más famoso de Milan Kundera, La insoportable levedad del ser, y sé que alguna vez me lo leí, pero no recuerdo nada de nada, ¿había un capítulo que transcurría en un camión, y luego todos se murieron?

4. Estoy oyendo salsa y está sonando Marejada de Roberto Roena, me deprimo.

5. “Marejada feliz, vuelve y pasa por mí, aún yo digo que sí, que todavía pienso en ti…

TOP 5 Para que conste: algunas de las fotos que he tomado últimamente






Fotos: Byron Vélez

miércoles, noviembre 10, 2010

TOP 5 Pues…

1. De nuevo he vuelto a fotografiar todo lo que veo: siempre y cuando ande con mi cámara, ya sea la análoga o la digital.

2. Son recuerdos próximos, así me sentía a los diecinueve años y a los veintitrés, cuando fotografiaba todo lo que se movía o se quedaba quieto o que ponía a modelar, lo que fuera.

3. Mis fotografías que he subido últimamente a Flickr: que rajé tanto de él cuando era una especie de Facebook.

4. Eh descuidado la escritura: lo sé; cabizbajo me enciendo un cigarrillo parado en la ventana.

5. Ideas obvias para ser popular en Flickr:

a. Adular para que te adulen, funciona en cualquier red social.
b. Etiquetar con cualquier palabra obvia, de esas que sabes que en cualquier búsqueda de Google o Yahoo sale.
c. Unirte a un grupo de lo que sea.
d. Una foto de alguien desnudo, más si es mujer, funciona en cualquier red social.

Y nada, música:

martes, noviembre 02, 2010

TOP 5 Libros que empecé a leer, me aburrieron como ostra y no los terminé

Me juraba a mi mismo que no tenía tal lista, que todos los libros que había empezado a leer los había leído de cabo a rabo, así no me acordara después un forro de ellos. Hoy, por variar montado en un bus – últimamente parece que es lo único que hago-, se me vinieron de golpe todos esos recuerdos de tiempo malgastado intentando entrarle a una historia o a una redacción que en nada me llamó la atención. Los cinco primeros de los que me acordé:

1. El hombre de los mil nombres, de Ricardo Silva Romero: si algo tiene Ricardo Silva Romero es que me gustaron mucho sus tres libros anteriores, este intenté leerlo saltándome las partes aburridas y pasé de la pagina 10 (?) hasta la final (?).

2. Autogol, de Ricardo Silva Romero: debería haber aprendido con El hombre de los mil nombres, pero dos descaches los tiene cualquiera.

3. Ulises y Retrato del artista adolescente, de James Joy: cuando intenté leerlos, en la adolescencia hijueputa, eran para mí literatura muy “abstracta”. Dije que luego les daba otra vez la oportunidad y hasta el son de hoy. Un día de estos me animo.

4. Almuerzo al desnudo y cualquier cosa de Willian Burroughs: simplemente no he podido leer nada de este señor, no me concentro.

5. Las uvas de la ira, de John Steinbeck: me acababa de leer Al este del Edén del mismo Steinbeck, era suficiente más información sobre la desgracia humana.

En realidad esto fue un top 6, viéndolo bien pasan la decena esos libros inacabados, incluyendo casi todo lo Gabriel García Márquez que fue un trauma en el colegio.

lunes, noviembre 01, 2010

TOP 5 Suena a que soy resentido y redundante

1. La democracia no existe, es una utopía y una distracción de alguien que se está lucrando.

2. Te está yendo bien: ¿Con quién andas que es tan popular?

3. Soy pésimo en lo que hago, pero soy popular: voy a fiestas y a todos los conozco y ellos me conocen.

4. A todos los conozco y la gran mayoría tienen mal gusto: Y mira, soy popular.

5. Y tengo…

jueves, octubre 28, 2010

TOP 5 Murió solita

1. Liberó de su envoltura, con extremada paciencia, aquella golosina que segundos antes le compró a ese molesto vendedor ambulante que en menos de diez minutos fue el segundo en subirse al bus a ofrecer dulces, bajo la amenaza de “es mejor para ustedes que esté haciendo esto y no robando en las esquinas”. Se metió en la boca la exquisitez de chocolate con relleno de whisky. Masticó con ruido, abriendo bien sus fauces, expulsando saliva y pedacitos del manjar que ágilmente, al chocar contra el asiento de adelante, se convertía en un pegote. Alisó, con una de sus manos, una pequeña arruga en su blusa fucsia, un tanto sucia, un tanto descosida, bastante añeja. Sacó de su cartera blanca de cuero sintético, un espejo en el que se miró por el espacio de un minuto mientras se acicalaba su pelo teñido de rubio, de raíces negras, marchito, llevado en cola de caballo. Con un labial le dio un tono rojo encendido a sus labios, con polvos de colores resaltó sus mejillas. Masculló algo entre dientes. Guardó el espejo. Sintonizó en su teléfono celular una canción de salsa romántica. Viéndola sentada al lado mío, bastante emperifollada, feliz, improcedente, llevando el ritmo de la canción con la cabeza de abajo hacia arriba, tarareando, “nanananaaaaaananana” de ahora en adelante yo la apodaría “la mujer papagayo”.

2. La mujer papagayo esperaba por él. Lo supe porque ella murmuró “Ay, míralo, tiempo sin verlo” e hizo ademanes toscos para llamar su atención apenas vio que él se subió al bus, atravesó la excesiva e incómoda registradora y le pagó el pasaje al conductor. Cuando no obtuvo respuesta por parte de él, que distraído se situaba en la parte delantera, la mujer papagayo se levantó de la silla.

- ¡Germán!- gritó. La cola de su pelo le quedó encima de la cabeza, parecía que fuera una verdadera mujer papagayo.

3. Germán se paró delante de la mujer papagayo. La miró muy prudente. Con una de sus manos se peinó ligeramente un bigote incipiente mientras que con la otra mano se sostenía de una de las barandas del bus. Siguió mirando a la mujer.

- ¿No me reconoce? – dijo la mujer papagayo. Germán dibujó una sonrisa en sus labios.
- Shirley.- dijo Germán peinándose de nuevo el bigote.- creí que estaba muerta o algo parecido.- lo del bigote es un tic, no paró de peinárselo.
- ¡Ay! ¿Cómo dice eso? Yo muerta, no, no, no diga eso ni charlando. – dijo la mujer papagayo ahora llamada “Shirley”. Sobresaltada, elevó de tal manera el codo derecho que alcanzó clavarse en mis costillas: por suerte sin mucha fuerza.- Perdón.- Me dijo; la miré y me encogí de hombros.
- La última vez que la vi a usted, usted estaba con Freddy en el metro ¿se acuerda?- dijo Germán.

Shirley baja la mirada.

4. - ¿Y cómo está Freddy? Hace rato no lo veo.
- ¿Usted no sabe?
- ¿Qué?
- Freddy y yo nos dejamos hace dos años.
- No sabía, ¿Y qué pasó?
- No sé.
- ¿Pero él está bien?
- Pues yo creo que sí, lo último que supe de él fue que tuvo un hijo.
- Ah. Ese día que los vi a ustedes dos fue un día bueno, muy bueno, lastima perder el contacto con el Freddy.
- Tuvo un hijo, eso me dio tan duro.
- Freddy fue mi mejor amigo, y creí que usted estaba con él.
- Ojalá estuviera con él.
- ¿Cómo así, dos años y no lo ha podido olvidar?
- Sí… bueno, no. Ojalá estuviera con él. Pero ya tiene un hijo, ese día que supe lloré tanto.
- Ya me va a hacer llorar a mí. Pero en serio, creí que ustedes iban a hacer pareja por siempre.
- Ojalá.
- Le conocí al Freddy el hijo hace poquito, ese peladito es todo figurita.

Shirley abrió grande los ojos y miró atenta a Germán.

- ¿Cómo así?

Germán, peinándose el bigote, se bajó del bus sin dar una explicación coherente. La mujer papagayo llamada Shirley, que empezó a parecerse al Joker de Batman con tanta lloradera, se limpió varias lagrimas con un pañuelo sacado de su cartera blanca de cuero sintético. En él dejó su marca.

5. Me bajé del bus. En el momento de hacerlo, Shirley, con su teléfono celular, sintonizaba un vallenato, uno de los antiguos que me gustan. Pero, en mi mente lo cantaba un papagayo. Recordé: Un papagayo se había volado de una finca cercana al barrio Belencito, Adrian, yo y la momia lo estábamos persiguiendo, y lo habíamos acorralado en un árbol, cuando Crema de caca, que así le decíamos a uno del barrio que ahora está loco por tantas drogas consumidas, nos avisó que habían matado a Pablo Escobar: no le creímos.

lunes, octubre 18, 2010

TOP 5 Hello, I've waited here for you

1. – A usted lo conozco, ¿cierto?- dice la doctora al verme entrar en el consultorio. Minutos antes me previnieron de su mal aliento, con lo dicho se puede comprobar que no eran mentiras: hiede a no cepillarse los dientes o a que está enferma de quién sabe qué.
- Sí, me conoce, ya estuve aquí hace un par de meses. – digo. Por cierto, yo también hiedo: nadie me recordó que para firmar un contrato tenía que ver primero a una doctora; la noche anterior me embriagué tanto, pero tanto, que apesto a ron.

2. – Ya, Mal de Addison, lo recuerdo. Usted es la única persona que conozco que haya padecido esa enfermedad.- dice la doctora.
- Yo también soy la única persona que conozco que haya sufrido eso, bueno, sé de algún famoso, pero no más. – digo.
- Siéntese, señor ¿Byron Alaff?
- Sí.
- ¿Usted es musulmán o algo parecido? Ese apellido…
- Alaff no es un apellido, es mi segundo nombre, y míreme bien ¿tengo cara de musulmán? – si algo no puedo negar es mi cara de colombiano, se me cae.

3. – Firme aquí señor Byron. – dice la doctora señalándome una hoja puesta en su escritorio. Acto mecánico, me inclino para ver la hoja.- Veo que para leer la hoja se tuvo que acercar a ella, ¿está sufriendo de los ojos?
- ¿Qué? No, no, no. Mi vista es 20 - 20, si quiere compruébelo. – siempre me he sentido orgulloso de mi vista, ¿acaso, doctora, no viste que fue un acto de inercia?
- Puede que tenga la vista 20 -20, pero en un futuro va a padecer de los ojos, se lo aseguro señor Byron.
- No, mi vista es perfecta.
- No lo parece.

¿Acaso, maldita doctora, no viste que fue un acto de inercia?

4. – Usted está sufriendo de…- dice algo que de inmediato se me olvida y me da pena preguntar porque estoy asintiendo con la cabeza en forma de: “sí doctora, aja doctora, bueno doctora, súper, ¿ya me puedo ir?”- y le voy a recomendar que se cuide del polvo y que utilice gafas de sol. No se exponga mucho a la luz, le está haciendo daño a sus ojos.
- ¿Gafas de sol? en mi vida he utilizado unas. – las personas que las utilizan y que siempre las tienen encima de la cabeza y no en sus ojos de alguna manera me resultan sospechosas de algo, no quiero, por falta de costumbre a o no utilizarlas, llevar unas gafas de sol en la cabeza.
- Pues es el momento señor Byron, y no se compre unas gafas baratas porque dañan los ojos.

5. Ahora, cada vez que me inclino para mirar algo en un acto mecánico, pienso que mis ojos se están desgastando, y detesto ese numerito: maldigo a esa doctora. En el día llevo gafas de sol, puede ser paranoia, pero creo que siempre la gente me está mirando por tal hecho: de nuevo maldigo a esa doctora. Me acostumbraré a maldecir.

sábado, octubre 16, 2010

TOP 5 Mis videos clips favoritos de todos los tiempos (1)

Hacer un buen video clip, que haga honor a lo que está promocionando, que la gente lo recuerde al oír la canción en cuestión y que lo evoque, no es tarea fácil, así lo creo. Abundan los videos clips MALOS, MUY MALOS, DEMASIADO MALOS, SÚPER EQUIS, para que sean recordados – bueno, de hecho, a algunos, los recuerdas al oír la canción, pero en tono de burla o sarcasmo-, encargados por “músicos o cantantes” que creen que hacer tal cosa es “fácil” y “sólo es irse para mi finca a que me graben cantando ante un par de viejas con tetas de silicona y los caballos que tengo y carros que no tengo”, o “parese ahí, haga como si está cantando”, hechos por gente que solo busca plata “fácil”. O que cree que con sólo tener la última tecnología de cámaras y sonido en sus manos ya está todo y que cosa tan “fácil”, o que cree que la súper fotografía bonita evocando cámaras lomo, etc,… o barata, basta para hacer cosas indi... videos clips hechos en Colombia, no he visto uno que valga la pena – en mi criterio- : mucha producción, mucha tecnología, nada de historia, o historia mal contada. Algunos videos clips hechos por estudiantes que no han sido contaminados por el “negocio” son bien, y no sé por qué se han quedado en eso: videos clip de estudiantes. Para los que no sepan, a un buen video clip lo considero una buena película corta con buena banda sonora, pero bueno: hay películas tan malas que no es de extrañarse que abunden, así es la vida… Para no seguir con esto, a vuelo de pájaro y según me voy acordando, eh estado haciendo una recopilación de los videos clips que me gustan mucho, han hecho que derrame la lagrima, que me deprima, que me ponga a pensar quién sabe cuántas bobadas, que sonría, que baile o que se me ericen los pelitos de los brazos:











Me molesta que en YouTube no duren estos videos, malditos derechos

martes, octubre 12, 2010

TOP 5 Por cierto la felicidad llega en ese momento extraño

1. Corremos lo más rápido que podemos, atravesamos todo el campo, llegamos hasta el pavimento de la solitaria autopista. Paramos para tomar un poco de aire, nos secamos el sudor, tragamos saliva. Nos miramos. Ella frunce la nariz, me guiña un ojo, me muestra sus dientes a través de una mueca un poco ladeada, hacia arriba, del lado derecho; en las hendiduras de sus dientes quedan rastros de las fresas que estuvimos comiendo minutos antes. Esbozo una sonrisa. Nos agarramos de las manos.

2. Ahora caminamos muy lento, en silencio. Metros más adelante empieza a hacer frío. Compasión, ninguno de los dos tenemos con qué abrigarnos, nos abrazamos.

3. - Estamos ante una Y, o elegimos la autopista o el camino sin pavimentar.- dice ella.
- Hmmm, o cada uno puede coger un camino.- digo.

En una Y de la autopista nos decidimos separar; elegí el camino sin pavimentar. Que mala idea; ella hizo autostop, le oí decirle al conductor del carro que paró para llevarla: “Voy con usted a dónde me lleve”. El tipo, del asombro, puso sus manos en su cabeza y sin querer se hizo una cresta punk. La situación fue graciosa.

4. Corro como poseso, transpiro como vaso recién servido de agua helada, y está lloviendo mucho, ojalá este camino sin pavimentar se acabara alguna vez. Ya me he agotado de maldecir mi idea estúpida de separarme de ella.

5. Tirito del frío, estoy bajo el techo de un cobertizo olvidado y caído que, seguramente si fuera de día, en este lugar en ninguna parte al que lleva un camino sin pavimentar, resaltaría en cantidades. A mi lado yace dormida toda una familia de campesinos sin tierra; lo sé porque “el hombre de la casa”, un niño de doce años, me lo dijo; la violencia los despojó de todo, ahora sólo buscan venganza: primer paso: se están viendo todo lo de Bruce Lee, cuando ya sepan Kung Fu tomaran las armas. Es fácil recordarla a ella, antes de que empezáramos a correr, antes de comer esas fresas, cuando la convencí de que se fuera conmigo a esa a aventura por un campo y una ciudad inhóspita:

- El Kamasutra fue inventando por hombres con el pene chiquito.- dijo.
- ¿Eh?- dije.
- Perdón, sé que nos acabaron de presentar, pero es lo que estoy pensando. – dijo.
- Quiero irme de aquí, al campo, que ya no está tan terrible: los paramilitares dejan hacer cosas. La invito.- dije.
- En la India los condones son de talla baja, muy baja.- dijo, sonrió, pestañeé y ya estábamos comiendo fresas.

sábado, octubre 09, 2010

TOP 5 Es de mañana, canta una canción, una que sea diferente a lo que has cantado.

-No.
-Sí.
- Dale.
- Bueno, en cinco puntos:

1. - Qué te pasa, nadie tiene esa respuesta.

2. Qué pasa conmigo, es algo simple.

3. Es algo simple, y no sé de sentido común.

4. Desesperar es algo tan sencillo.

5. Mi corazón está quebrado, y las puertas están abiertas, dime una pregunta que no me corche.

- Tu corazón es tan sencillo, sino se adorna de pimienta y sal, es insípido.

miércoles, octubre 06, 2010

TOP 5 Un momento

1. Cuando me aparté del grupo, en otra dirección, fueron cinco pasos hacia adelante los que di, ni uno más. Cinco pasos no eran ni el primer cuarto del camino, pero allí estaba: bajo esa lluvia mariquita que no moja nada pero dado a sus pequeñísimas gotas pica mucho en la piel.

2. Parado en mitad del pasto mojado, pantanoso, llano, resbaladizo, contemplaba aquella luz resplandeciente, hermosa, turbia, peligrosa, en ese cielo negro, inmenso, eterno, sin estrellas, lleno de misterios, de dudas que nunca se resolverán, inadmisible ante cualquier mortal. Nadie del grupo en el que estaba protestó, siguió caminando por la calzada: en línea recta.

3. La brisa golpeaba mi rostro y se componía así misma en una melodía. El silbido del viento en mis oídos fue la mejor música del mundo. Cerré los ojos para contemplarla mejor.

4. Momentos así suelen ser tan ramplones, tan faltos de interés, tan fáciles: veo ese cielo negro: me agrada: todo lo que te agrada se muere.

5. Y mientras amanece sólo tengo quejas para compartir, todo lo bueno que me ha pasado me lo guardo, son mis cicatrices, conmigo, en mi piel, en mi cuerpo siempre estarán. Ya veo el día: Tengo quejas, ya lo dije: Para ser un adulto vuelto mierda con una infancia feliz solo te tuviste que haber leído todo lo de Tintín y Axteris.

viernes, octubre 01, 2010

TOP 5 ¿Se sienten ustedes inmensamente complacidos?

1. – Estoy sudando como cerdo.- dice uno de los tres tipos que me acompaña en una caminata de dos kilómetros por el estrecho y pantanoso pasaje de un hangar de sembradío de flores para exportación a Miami y a otros lugares que no recuerdo y que comunica con otros hangares similares. El tipo, que va un paso delante de mí y que en efecto está sudando a chorros, se las ingenia para mirarme por algunos segundos directamente a los ojos. Sin ser yo adivino, creo que está esperando una respuesta sobre su acotación, y no sé qué responder, nunca entendí esa frase “sudando como cerdo”, nunca he visto a un cerdo sudar.
– Estoy sudando como un caballo.- dice al pasar de unos segundos; sigo en silencio, tampoco he visto sudar a un caballo.

2. Desvío la mirada hacía el piso, veo como uno de mis tennis queda atrapado en el fango, como por poco mi pie libre del tenni arrebatado por el fango toca el lodazal: doy tres saltos en un solo pie de manera chistosa hacia adelante para evitar caerme sobre la cámara de video que llevo en las manos. El tipo que suda como cualquier cerdo, caballo, oso, ratón, mico, perro, gato, gallo, gallina, mientras se ríe de mí casi se da de bruces contra uno de los tubos que separan el camino de los sembradíos. Y esta se vuelve la anécdota del viaje, lo sé por la manera en que el tipo sudoroso, los otros dos y yo nos miramos de manera cómplice.

3. Entramos en un hangar infinito que parece el paraíso, al menos así lo han pintado, y la luz del sol, traspasando un inmenso plástico transparente que es el techo, ayuda cantidades: Flores de todos los colores brillantes y opacos, hermosos, por doquier hasta que la línea de horizonte tu vista no da más, invaden mi corazón de un sentimiento tan, tan, tan… que me imagino que tengo una amiga llamada Abeja Maya, y a un amigo que se llama José Miel. Como también me he traído mi cámara de fotos en 35 mm saco algunas fotografías: no obstante, sé que no le haré justicia a este sitio.

4. - Está muy emocionado.- me dice uno de los tres tipos que me acompañan, y que además es el que me ha decir qué voy a grabar en este lugar: mi jefe eventual.
- Nosotros ya estamos acostumbrados.- dice el otro, jefe del anterior.
- Después de la segunda vez ya se vuelve rutina.- dice el sudoroso.

Y muere la magia, de nuevo soy un mortal, uno entre miles con una cámara de video y una fotográfica en las manos. Seguimos caminando otro kilometro.

5. Después de mucho caminar llegamos al hangar en el que he de trabajar. Mi jefe eventual me da las instrucciones:

- “Mi interés es calcular el movimiento, la rapidez y la resistencia de cada sembrador de flores, y cómo la velocidad se les va desgastando cuando acaban su jornada de trabajo, quiero cada movimiento de ellos registrado, nunca pare de grabar, ¿listo?”
- ¿Entonces esto no es para que nadie lo vea en TV o algo así?- pregunto.
- No, es sólo para calcular, un estudio que estamos haciendo.
- Listo.

Tres horas después sin parar de grabar, sospecho que también la intención es calcular el movimiento, la rapidez y la resistencia del camarógrafo: como chicle, estoy oyendo en el mp3 una canción llamada Counting de Lucie Silvas, y estoy demasiado cansado: en la cámara los sembradores van al mismo ritmo mío, y casi ya estamos muertos, más yo que ellos que han hecho eso toda su vida.

Mis respetos a las y los sembradores de flores, que trabajo tan duro.

martes, septiembre 28, 2010

TOP 5 Quiere ser una chica Russ Meyer

1. – Estoy más triste con El Mario.
- Ya me habías contado algo.
- En serio mija, no sé qué hacer.
- Pero contá, qué pasa.
- No pues, que el Mario ya ni me toca, como que no me desea o no sé.
- ¿Tiene otra?
- No sé mija, no sé.

2. - Antes el Mario llegaba de trabajar y era yo la que me lo tenía que bajar de encima. Y ahora llega, ve un rato las noticias, le sirvo la comida y se va a dormir.
- Mija, no le quite, tiene otra.
- ¿Será? … De pronto sí, en ese nuevo trabajo que tiene trabajan viejas como muy lobas y son todas sardinas.
- No me habías contado que tiene nuevo trabajo, ¿Qué pasó con el otro que tenía?
- Todavía lo tiene, pero en ese no trabajan mujeres.
- Mija, si quiere le montamos la perseguidora, lo espiamos en ese nuevo trabajo.
- ¿De verdad me ayudarías?
- Sí.

3. - En estos días no me quedé con las ganas: Al Mario, dormido, lo empeloté y me le subí… casi que no se le para, pero…
- Mija, eso ya es de otra, no lo vuelva a hacer.
- Pero yo qué hago mija, extraño al Mario retacándome, quién lo creyera.
- Espere y vera que cuando sepamos quién es la loba esa que lo está persiguiendo, le demos la tunda, el Mario vuelve a ser el mismo, un hombre arrepentido...
- ¿Será?
- Sí.

4. – No sé mija, a veces me arrepiento de haber tenido al Julián, amamantarlo para mí fue muy difícil. Se me cayeron, y por eso es el que el Mario ya ni me mira.
- No se ponga triste mija, los hombres son así, siempre les van a gustar las sardinas. Estoy odiando tanto a Mario.
- Ya quiero ir con usted a montarle la perseguidora.

5. Esas cosas tan íntimas se oían tan claro, tan duro, que todos los que estábamos presentes, haciendo uso de un transporte público, un bus, no podíamos evitar tratar de mirar a esas dos señoras hablando a viva voz sentadas en la banca de atrás. Quería intervenir en la conversación, quería preguntarles: ¿Y no se les ocurre que el Mario tal vez no tenga a otra sino que está demasiado cansado de laborar en dos turnos de trabajo, porque así está la situación, que lo único que quiere al llegar a casa es dormir?, pero qué sé yo, no conozco a ese Mario, quizás sea uno de esos señores con barriga prominente y bigote que se parecen a Pablo Escobar y no les da nada al engañar a su esposa. Pero de nuevo, qué sé yo.

viernes, septiembre 17, 2010

TOP 5 Una parábola

1. Él no supo que estaba peleando contra algo ajeno a él, ni supo que estaba peleando contra algo. Se rindió sin enterarse que se estaba rindiendo. Vivió su vida, fue lo único que supo.

2. Para muchos, él fue una decepción. Para él, muchos fueron una decepción. Y así se completaron dos serpientes mordiéndose la cola: cada mordisco de una de ellas constituía en inventar un sabor amargo nunca antes probado.

3. Él, antes de saber lo que supo, quiso ser algo que no era. Su estrellato no duró, cayó como mosca aplastada en una ventana cerrada. Pero según el horóscopo, así sucedería.

4. Entonces muchos quisieron ser autoridad, pero eran iguales a él: entonces, para equiparar las cosas se inventó el miedo y la hipocresía, y él, callado, salió perdiendo.

5. En un momento dijo:

- Soy como ustedes

Y alguien le dijo:

- Entonces te puedo mandar, gano más plata que vos.

Y él dijo:

- Ya lo creo.

jueves, septiembre 16, 2010

TOP 5 Solamente para que lo sepas, esto tiene un aspecto maravilloso

1. Es la noche de un día cualquiera de septiembre, precedida por una tarde lluviosa de mucho sol, y estoy sentado en mi dañada silla de estar frente a la computadora. En mi habitación no tengo Internet ni señal de TV, así que mato estas horas de tiempo libre en leer párrafos de libros que ya leí, en ver películas y capítulos de True Blood previamente descargados – qué adicción esa serie-, en caminar de un extremo a otro de la casa, en pensar en aprender a retocar fotografías en Photoshop sin que parezca que las retoqué. Me he encendido un cigarrillo tras otro, mal contados serían unos diez, bien contados unos quince. Salir a la calle, caminar dos cuadras y media, comprar más cigarrillos… tal vez, lo pensaré, más tarde en la noche, más temprano en la mañana si es que aún estoy despierto. Viendo como cae la noche, advirtiendo cómo se escapa cada recuerdo de lo que aconteció del día, estoy escribiendo esto y sé que quiero escribir sobre mí recién semana acontecida, una semana cualquiera de un ente cualquiera en la trajinada Medellín, ciudad de amor psicótico del malo y del bueno.

2. Desde hace unos meses para acá le he oído decir a muchas personas, con un ligero temblar de manos: “Medellín está otra vez caliente”, “Ya no se puede caminar por la calles”, “Estamos viviendo una nueva era de Pablo Escobar, pero sin Pablo Escobar”, ayer mataron a uno, a dos, a tres, a cuatro, a cinco, etcétera. Y no puedo estar más en desacuerdo con esas personas, incluso les he sostenido verbalmente que se equivocan, pero ante ellas no dejo de ser un bicho raro, nada peligroso, sin amenaza alguna, al que hay que ignorar como si se tratase de una de esas mariposas cafés que entran en una habitación, se quedan un rato revoloteando y luego, cuando encuentran la salida, se van a morirse solas en alguna parte sin que nadie las recuerde. En la comuna 13 de Medellín, donde me críe y tuve buenos amigos – la gran mayoría, me he enterado, ya no están en ningún lugar-, ni por un pelo cesó la violencia. Puede que dejara de ser noticia, que sólo se le mencionara al hablar de los “logros militares” de la seguridad democrática del gobierno de Álvaro Uribe Vélez, sin embargo, es preciso aclarar, la información durante ocho años fue censurada, por alguna razón no compleja estaba oculta, y en esos tiempos que hubo calma 1. se estaba entretejiéndo lo que hoy es el “DESPERTAR DE LA VIOLENCIA EN LA CIUDAD”. De nuevo la menciono porque es famosa y otra vez es protagonista de los titulares de las noticias: en la comuna 13, en los principios de nuestro ex presidente Álvaro Uribe Vélez, a los milicianos – partidarios del ELN y sicarios comunes y corrientes que no superaban los quince o los veinte años de edad y que te mataban porque fumabas marihuana, a pesar que ellos también lo hacían, que te mataban porque sin querer se te le quedabas mirando 2., te mataban porque tenías amigos no “fiables”3., porque hiciste alguna cagada en el barrio 4., porque simplemente les caías mal, porque la novia de uno de ellos se fijó en ti 5., porque se equivocaron y no eras vos al que iban a matar 6., porque eras de alguna banda en contra, porque te tropezaste por accidente, porque a pesar que también eras miliciano ya no querían contar con tus servicios 7., y puedo seguir con la lista y puedo seguir contando muertos- a los que tanto les tuve miedo, un respeto sepulcral y de los cuales algunos fueron “amigos”, los reemplazaron los militares y los paramilitares, tan malos como los anteriores, e inclusive peores, porque para nadie es un secreto que eran, y tal vez lo siguen siendo, el “power” - un remake gore malo de alto presupuesto que se lleva toda la taquilla-. No obstante la cosa no queda ahí, el ciclo se repite: se formaron bandas que se alzaron en armas en contra de los paramilitares, como anteriormente había bandas en contra de los milicianos – que hacían básicamente lo mismo-, y desde que tengo uso de razón los narcos baten el chocolate y siempre han sido la espuma que rebosa, “son el bussiness, ¡papá!”. Y es a eso a lo que me refiero cuando disiento con esas personas que dicen con extrañeza en sus ojos: “Medellín está otra vez caliente”.

3. En un diálogo de la película Blue in the face dirigida por Paul Auster y Wayne Wang, el director independiente Jim Jarmusch, que interpreta a un personaje llamado Bod, menciona que no entiende por qué en las películas de acción los protagonistas y los “malos” van por ahí tirando armas al piso cada vez que se les acaban las balas sabiendo que son tan caras. Bueno, eso sólo pasa en las películas, aquí, en Medellín no se botan armas. Bueno, eso lo dice Jim Jarmusch, las armas en Medellín, salen baratas: se pagan con la vida, que presupuestando las cosas, es barata my “friend”.

4. En mi nuevo barrio, soy, otra vez, usuario de la ruta de buses de la comuna 13, y he vivido y visto cosas lamentables, por mencionar:

a. Ver una pelea completa, con sangre y todo, y luego la policía llegar a dar a mansalva macana de lo lindo, para ver más sangre. Uno de los implicados en la pelea se subió al bus, se sentó justo al frente del punto de vista de un señor calvo que estaba muy borracho, y pobre señor:

- Viejo hijueputa, ¿qué me está mirando?

Silencio.

- No me mire viejo HP, ¿o es qué le gusto?

Silencio.

- Viejo malparido, lo voy a matar si me sigue mirando.

Silencio…

b. Me subí en un bus de la Floresta, el conductor estaba acompañado de una mujer muy gorda vestida con una ombliguera y un descaderado, tenían a todo dar la música. Unos segundos después el conductor paró al frente de una licorera y la gorda de la ombliguera se bajó del bus a comprar cerveza… el conductor y la gorda bebían alcohol como si no estuvieran al frente de un vehículo de transporte público. Al ver que al bus se subió una niña de unos seis años acompañada de su mamá, que vio como el conductor y la gorda de la ombliguera estaban borrachos, y no le importó, me bajé, a pesar que no tenía plata en mis bolsillos y que me tocaba caminar unas diez cuadras. En ese momento no caí en cuenta de denunciar a dicho conductor.

5. En Photoshop:


1. Doy una parte de la razón
2. En una ocasión me quedé mirando al hermano de la Chinga, uno de los milicianos más peligrosos, y mero el susto.
3. Gente de otros barrios por ejemplo.
4. Estos abundaban, muchos eran ladrones de carros o simples atracadores
5. Y casi todas las chicas eran novias de milicianos
6. Típico
7. Como le sucedió a Alexis, uno que fue mi amigo

domingo, agosto 29, 2010

TOP 5 Me sedujo una portada de una revista

1. Como dijo Hank Moody en su papel de profesor en Californication de la tercera temporada: “Muy bien, ¿qué tal el cuento de Balt? Escuché algo sobre vampiros, universitarios y semen. Así que la tengo a medio parar. ¿Y el resto de ustedes niños ricos? ¿Alguien? ¿Nadie?... Bien, es posible que esperar algo sea mejor que tenerlo. Escuché que la satisfacción es la muerte del deseo… miren la hora que se hizo. Es por eso que voy a dejarla con esto. No puedo enseñarles a escribir. Y cualquiera que haya dicho eso, está diciendo mentiras. Lo único que puedo hacer es escribir acerca de la mierda que me excita. La mierda que me da una erección. Entonces, Balt, si quieres escribir sobre vampiros bebiendo su sangre, o cualquier otra cosa, por lo que más quieras, hazlo. Escribe todo lo que se te ocurra. No seas tacaño con tus emociones. Sólo sube hasta lo alto del mástil, y ve quién te saluda… ¿La cruda verdad? Tu cuento fue malo. De hecho fue terrible. Fue como esa mierda de “Crepúsculo”. No tengo paciencia para esa basura. No es literatura. Parece papel higiénico encuadernado… el mundo no necesita más ficción tonta de vampiros. "

2. Por la portada de la revista me puse a ver True Blood.

3. Cada capítulo de True Blood me parece tan malo e inverosímil que no soy capaz de no verme el otro capítulo siguiente.

4. Ya, me hice adicto a True Blood: serie muy mala, pero que… por favor: Sookie: Bill es un buen personaje, él es bien.

5. Ya te estoy viendo en la segunda temporada, Sookie…

sábado, agosto 28, 2010

TOP 5 Un viernes de esos

1. Llovía a cantaros. Me levanté, sin dormir casi nada, a las 5:20 am. Me sentí del carajo.

2. Seguía lloviendo a cantaros. Tenía salida a Santa Fe de Antioquia a las 8:00 am, llegué a la oficina donde laboro a las 7: 15 am: bien cumplido recogí los equipos de mi trabajo, me dirigí al sitio donde me estaba esperando el transporte, y esté no llegó sino hasta las 8:20 am. Me sentí del carajo.

3. Siguió la lluvia. Para ir a Santa Fe, tocó esperar a la demás gente que iba conmigo, que no llegó sino hasta las 9:10 am. Los odié porque no madrugaron como sí lo hice yo. Me sentí del carajo.

4. El día transcurrió: en Santa Fe ni siquiera me ofrecieron un café, llegué de nuevo a Medellín a las 2:00 pm, almorcé a las 2:30 pm – ya la gastritis me mataba-, luego hice más labores sin importancia, pero que ocupan demasiado tiempo, hasta las 8:00 pm. Me sentí del carajo. Y el terminar de mi noche fue y es lo peor. Me siento del carajo, abatido, sin ganas de absolutamente nada.

5. Tarde en la noche: El absurdo es un ente que se va alimentando de ti: con él naces, no se despide de ti cuando estás creciendo, creces y de repente te da una palmada en la espalda:

- Un gran amigo, siempre he estado junto a ti. – dice el absurdo.
- Te conocí alguna vez, creo – dices-. Ahora que te vuelvo a ver.
- Es que siempre me has conocido, la vida tuya y la de los demás están conectadas: un absurdo con otro absurdo son complemento, y luego nada se resuelve y te mueres.

Mi día, así lo siento, interpretalo:

foto: Byron Vélez en el día de ayer

lunes, agosto 23, 2010

TOP 5 Un lunes de esos

1. No puedo parar de quejarme sobre el clima de esta ciudad: ¡Calor asqueroso! ¡Calor del demonio! ¡Calor de mierda! ¡Calor hijueputa! ¡Calor malparido! Un día de estos ya verás…

2. Hoy en mi laboro no había mucho para hacer, así que no hice nada, salvo dar vueltas por todo el campus como un absoluto y soberano pelmazo. Me encendí un cigarrillo por allí, me bebí un café por allá, me senté en una banca, me paré al lado de la banca, casi me duermo en un tronco lejos de la banca. Envidié a los que estaban nadando en la piscina, odié a los que con gusto y jolgorio se tiraban clavados en la piscina. Vi jugar fútbol, baloncesto, voleibol, me fui cuando empezaron a entrenar rugby. Maldije el tener mi mp3 descargado, renegué de mi decisión de no llevar libros al trabajo: cuando los llevo, ley de Murphy: hay más laboro que de costumbre. No hacer nada cansa cantidades, y esto ha causado sus estragos: en este momento estoy como un zombi.

3. 5:30 pm, cita con el odontólogo: estoy en la sala de espera, veo como un eléctrico – un tipo alto, fornido y con una maleta negra en su espalda- manipula con un destornillador y su manos desnudas el encendedor de las luces del pasillo, de repente hay un chispear de energía y un repentino corte de luz: el eléctrico se ha electrocutado, aunque no hasta el punto de morir, pero sí de gritar a todo pulmón “¡Ay, jueputaaaaaa!”. La recepcionista y yo soltamos una venerable carcajada.

4. En el centro de Medellín, mi antiguo barrio, y del que me he dado cuenta no extraño casi nada, caminé por la Avenida Oriental, hace mucho rato no lo hacía. También caminé por la carrera Colombia hasta casi llegar al Parque Berrío, sitio feo en sus alrededores. Vi algo, paré de caminar, saqué mi cámara: ¡zas!, tomé la foto. Lo bueno de tener todavía una cámara réflex análoga de 35mm es que la puedes sacar en la calle, o donde sea, sin el temor de que te la van a robar; antes eso no pasaba.

5. Montado en el bus que me trajo al barrio donde está mi nueva casa, todavía seguí tomando fotos; con película Fujifilm que no es de mi entero gusto, pero qué se le va a hacer, es lo casi único que se ve ahorita en el mercado – sin saberlo tomé fotos con parte del último tiraje de Kodak-. Lo malo de tener una cámara réflex análoga de 35mm es que pronto ya no habrá más película para comprar.


Con mi última película Kodak que tuve en las manos

domingo, agosto 22, 2010

TOP 5 Sofí sabe laburar






Fotos: Byron Vélez

El jueves, cuando tomé estas fotos en el nuevo edificio de posgrados de la U de A, me dijo el portero:

- Le apuesto a que no saca mejores fotos de las muchas que le han tomado a Sofí, ella es famosa.

Y pues no sé si estas fotos son mejores a las otras, estas fotos no es que sean la locura ni nada, las otras fotos no las he visto.

jueves, agosto 12, 2010

TOP 5 En el audífono de mi mp3 suena Britney Spears: Womanizer

1. El cielo está gris, sin sombras, no hay rastros de ese aro de fuego que es el sol. Sin embargo, aunque no lo parezca, es una mañana calurosa. Transpiro gotas gigantes que resbalan por mi frente, caen como misiles en mi ropa. Mis piernas se están moviendo. Mis pies, ocultos en mis tennis viejos, los de trabajo, tienen un lento e interrumpido apoyo con el pavimento. A paso de pingüino, torpe, soso, sé que avanzo, en el que ahora es mi barrio, por la acera de una pequeña calle que desemboca en una vía principal, por la que pasan los buses. Necesito un café, muero de sueño.

2. En la noche, según mi cálculo, dormí sólo dos horas. La culpa la tuvo Astrid, mi gata: se acostumbró a salir de la casa, callejear sus buenas horas y a entrar a altas horas de la noche por la ventana de mi cuarto, que casi siempre está abierta debido al calor y que está justo al lado de la cama. Lo peor es que entra saltando sobre mi pecho o estómago, entonces como despertándome de una pesadilla: ¡Ay jueputa sustoooo!. No contenta Astrid por tan abrupto episodio, le da por aruñar la puerta de la habitación: me levanto de la cama, camino hasta la puerta, la abro para que salga, pero ella se esconde debajo de la cama, de nuevo me acuesto; dicho numerito se repite unas cuantas veces, ella está en su adolescencia, es seguro.

3. Me subo en el bus equivocado. Por fortuna, buscando la plata para el pasaje, que extrañamente a como es mi rutina no la tengo preparada en la mano, una cuadra más abajo, me doy cuenta de mi error. Me bajo del vehículo con mucha pena. Cabizbajo espero, aunque no tardo en levantar la cabeza, respirar hondo, encenderme un cigarrillo, ver pasar por el lado a un tipo llevando consigo a cinco perros y decirme: Eh vivido tantos momentos como estos, a ese tipo y a esos perros, por ejemplo, ya los llevo viendo casi todas las mañanas de la semana... algún día le propondré conversación y le diré que en Argentina la mensualidad que te dan por pasear perros son casi como 100 mil pesos.

4. El bus que sí es, está vacío. Me siento en la penúltima silla, en la hilera derecha, al lado de la ventanilla. Aire, brisa, es lo necesario con este calor. Abro la ventanilla. Soy feliz, el viento fuerte en mi cara evita que me duerma. Cuadras más adelante en el recorrido, en el bus, se sube una señora, mira a su alrededor, ve que el transporte está vacío, no encuentra una mejor silla que la que está a mi lado, en mi hilera, y se sienta, tan cercana a mí, rozándome, mirándome, sonriéndome. Me da miedo. Cualquier chofer de bus, en Medellín, que se respete cree que está transportando bultos en su haber, y este chofer no es la excepción, va tan rápido a como se lo permite el automóvil y el poco tránsito que hay: El viento fuerte que entra por la ventanilla hace que la señora y yo estemos tan despeinados.

- Muchacho, ¿podría cerrar la ventanilla? – dice la señora al cabo de unos minutos.

Me quedo en silencio.

- Muchacho, cierre la ventanilla.
- Eeeh, señora. El bus está vacío, sí quiere se puede cambiar de silla.

Ella se queda en silencio.

5. Al cabo de unos minutos, y nada que esta señora se mueve de la silla, empiezo a sospechar que quizás sea una psicópata en serie, por si las dudas pongo mi maleta al lado de ella, cosa que si me vaya a dar una puñalada o algo, mi maleta la reciba primero. En el momento de bajarme del bus ella se despide mí. Ya no necesito un café, al menos no por los últimos minutos.

domingo, agosto 08, 2010

TOP 5 Cosas

5. Por fin, aunque algo demasiado tarde – me puedo equivocar-, llegó traducido a Medellín el libro: El club de la pelea, de Chuck Palahniuk. Ya sé quién es Tyler Durden y para mí no va a dejar de tener cara de Brad Pitt, ya sé que la primera, la segunda y la tercera regla es no hablar del club de la pelea, ya sé muchas cosas sobre este libro; igual lo tengo en mis manos y lo leeré. Nunca le he agradecido a la editorial Mondadori por publicar muchos de mis escritores favoritos y que por suerte, en estas tierras lleguen esos libros baratos – en Buenos Aires las publicaciones de Mondadori eran un ojo de la cara, al menos sí cuando viví allá- : gracias Mondadori.

4. En este momento me estoy leyendo El refugiado de Arnon Grunberg, lo más divertido y triste que ha escrito este señor, uno de mis escritores favoritos; en este año ningún libro me había enganchado.

3. A otra editorial que le agradezco – aunque en estas tierras sus publicaciones no sean nada baratas-: Tusquets Editores. Desde su famosa colección literaria Sonrisa vertical hasta libros como El refugiado o Cómo me quedé calvo del mismo Arnon Grunberg.

2. Y por qué no: gracias Anagrama, a estos lares trajiste a Nick Hornby.

1. Con su última película, desde ya Christopher Nolan es uno de mis directores de cine favoritos: Inception: ¡¡¡peliculón!!!