jueves, diciembre 31, 2009

TOP 5 Sigo con las películas que no sé si están en la lista de TCM

1. Sed de mal.El inicio es uno de los mejores planos secuencias jamás grabados. De ley.



2. Cualquier película de Willian Castle, antes de que se volviera famoso como productor de El bebé de Rosmery.



3. Porky´s 1. American pie 1 es nada en comparación.



4. The Dark Crystal. Avatar, no la superas ni en las curvas.



5. Chasing Amy. Así muchos digan que no.

TOP 5 Y se acaba el año, y agrego

1. A dos días de año nuevo se hizo la súper fiesta; festejando los cincuenta años de una de mis tías. Con antifaces puestos, nosotros los de la familia, llegó una chirimía, y todos a bailar hasta que el aire no dio – yo no bailé; soy tieso como robot (bailé más tarde cómo robot, pero con otra música)-. La verdad, no sabía lo que era una “chirimía”; pero, ya sabiéndolo, es demasiado bien: cosa sabrosa, sin letras, pero simulando las letras, tocada solo por negros; de lo mejor; aunque aburre después de una hora. La Marimondá en escena, tanto en máscara como en piñata, destacada. Oposición: a la piñata no la reventaron, sino que la jalaron hasta que dejó de ser piñata; la piñata se tornó violenta; lo mejor: ver al borracho colado en la fiesta, sangrando y arrastrado por los pies hasta la salida de la casa, cuando la piñata lo destrozó: muchos niños y adultos le cayeron encima. Creí que al tipo, cuando lo sacaron como bolsa de basura a la calle, estaba muerto; pero luego volvió a aparecer para pedir más ron. Mariachis de improviso le tocaron a mi tía cumpleañera: ellos llegaron a la casa contigua a cantar canciones de despecho, pero mi familia hizo caso omiso y fueron a por ellos; Sonrío.… y lo más gracioso: la obra de teatro improvisada, en la que una de mis tías hacía el papel de solterona, en la que algunos de mis primos y mis tíos hacían el papel de pretendientes, y en la que una de mis tías – la directora de la obra- se le veía soplándole todo en los oídos de los “actores”.

2. Escribí un cuento para un fanzine que ojalá salga en Enero. El cuento puede que tenga sus fallas, que sea un bodrio o no, que esté mal escrito, que sea aburrido o no, whatever. Ojalá sí salga en Enero; ya lo anunciaré aquí, en este blog.

3. El pueblo de Amagá está cambiado. La plaza de mercado parece una Minorista o una Plaza de flores en Medellín, encerradas. El parque, que creo era patrimonio nacional – me puedo equivocar, pero no-, es una mezcla de ruina con ruina: cercado, lleno de escombros. Y lo peor, que no lo quiero decir, porque sigo traumatizado…

4. Una recomendación, ver: Chimpandolfo silente. Mi cómic favorito de esa edición de Cuadernos gran jefe, diarios de Truchafrita, es: ¡Vamos campeón!

5. Feliz año para todos los que leen este blog.

martes, diciembre 29, 2009

TOP 5 Y sigo agregando películas a la lista que no sé si estén en la de TCM

1. My Own Private Idaho. Basada en Enrique IV parte 1 de William Shakespeare, y protagonizada por el estinto y tan buen actor que era River Phoenix



2. Phantom Of The Paradise. La banda sonora es de lujo, así que pongo una de sus canciones.



3. Tron.Simplemente es genial.



4. Once upon time in the west. Sergio Leoni Fo eva an eva! sobre todo con esta película que es genial en todo.



5. Stand by me. Creo que esta si está en la lista de TCM, pero igual la pongo, no importa; es de mis películas favoritas. Repite River Phoenix, pero cuando era niño.

sábado, diciembre 26, 2009

TOP 5 Agrego otras cinco películas que ya vi, que no sé sí están en la lista de TCM, y deberías ver, antes de que la parca se presente

1.

2. Manhattan. Woody Allen, simplemente es...



3. El Graduado. Perdón si en el video no pongo la pelí; pero cuando suena esa canción en la película te dan verdaderas ganas de llorar.



4.Willy Wonka: la versión de Tim Burton apesta.

versión sin Burton:



ah no, es la original.

5.Las Noches Salvajes, además fue el mejor libro que me leí estando viviendo en Argentina.

TOP 5 Historia de navidad

Temblor, sudor frío, boca seca, a ratos con ganas de vomitar, dificultad para concentrarme en cualquier cosa. En este momento la vida apesta más un poco, más de lo normal. Doy una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete vueltas por la habitación. Me siento en el sofá, me paro del sofá. Camino hasta la cocina, vuelvo a la habitación. Enciendo el televisor; en Universal están repitiendo la nueva temporada de Dr. House, bien... aunque no tan bien; en el capítulo que están pasando, House, ante la ausencia de su preciado Vicodin, está casi en las mismas: con temblor, con sudor frío… pobre House. Dos días sin fumar llevo, por pereza de salir a la calle específicamente a comprar cigarrillos; no tengo a qué más salir. Me imagino a un adicto a la heroína calzando mis zapatos, en estado de abstinencia; su infierno se centuplicaría; sin duda ya hubiera vencido la pereza. No obstante es 24 de diciembre. Tengo un motivo para estar fuera de casa: reunión familiar, como todos los 24 de diciembre. Así que, más mal que bien, compraré cigarrillos y por fin se acabará este calvario.

Si fumas cigarrillos que no son mentolados, ni son de los que se consiguen en cualquier tienda de barrio, más te vale asegurarte de comprarlos antes de ir a tu reunión familiar; Yo no lo hice, maldita sea:

Tienda 1:

- ¿Royal?, no muchacho, no vendo esos cigarrillos, pero tengo Green, fúmese un Green.
- No, esos cigarrillos son un asco.
- ¿Cómo dijo, que le dé un Green?
- No, gracias.

Tienda 2:

- Tengo Belmont, Derby, Boston y Green. Los Green son muy buenos, fúmese un Green.

Tienda 3:

- Green.
- Malditos Green.
- Ah, también tengo Caribe.
- ¿Tiene Caribe, pero no tiene Royal?
- Sí muchacho, pero le recomiendo más el Green.

Tienda 4:

- Yo siempre me fumo un Green en la mañana, después del almuerzo y uno antes de acostarme.
- Y a mí qué putas me importa, yo quiero Royal.
- En la tarde sí me gusta más lo fuerte, y entonces me fumo un Piel Roja.
- ¿Tiene Piel Roja con filtro?, deme un paquete.
- No, tengo sin filtro. Pero sí no le gusta lo fuerte como el Piel Roja sin filtro, le recomiendo el Green.

Tienda 5 (luego de visitar otras dos tiendas):

- Señora, ¿vende cigarrillos que no sean Green?
- Sí, Caribe y Boston.
- Bueno, muchas gracias.
- Ah, espere, tengo un paquete de Royal, pero se lo vendo menudeado.
- Señora, usted es la niña Dios. Gracias por nacer.

miércoles, diciembre 23, 2009

TOP 5 He estado viendo la lista de 50 películas que según TCM debo ver antes de morirme

La verdad, hace rato no me divertía tanto viendo cine; es una lista demasiado acertada - aclaro que muchas de esas películas no me las había visto, porque para mí eran desconocidas, y que no sé cuáles sean todas las películas de la lista porque apenas tuve tiempo para sentarme a mirar TCM-.

Agrego cinco películas que no sé sí estén en la lista:

1. All that jazz; protagonizada por el difunto Roy Scheider. Película genial de p a pa.



2. Dellamorte Dellamore, o Cementery man; cada fotograma de esta película es invaluable y genial. Desde su inicio hasta el final dices: Me estoy viendo una gran película.



3. High Fidelity; buena adaptación de un libro, buena película en todo, hasta con la actuación de John Cusack; que es sobresaliente para este tipo de películas.



4. American Splendor; los comiqueros pueden quitarme la razón, y lo comprendo, pero no pueden negar que es muy buena película.



5.Antes del amanecer, Antes del atardecer y Dos días en Paris; la genial y hermosa Julie Delpy en escena:



martes, diciembre 22, 2009

TOP 5 Sí, soy yo el que está sentado en el centro de esta habitación

1. También me pondré mi camiseta nueva del DIM el 24 de diciembre; ya vendrán conversaciones hostiles y donosas con parte de mi familia hincha del Nacional; pero se superan, ya ha pasado muchas veces.

2. R.I.P. Flaco Agudelo; eterno niño viejito. Bye, bye, bye.

3. Y me he quedado en blanco… imaginándome siendo papá de uno de esos tipos de ahora que se visten como niñas que tienen mal gusto, no sé; creo que sería mal padre. En serio, que moda tan horrible: pelo largo con rayitos amarillos o rojos y un corte horroroso, con una gorra espantosa en la cabeza, jeans demasiado ajustados, camisetas brillantes, en fin: ropa fea y estilo feo…

4. Negocios que entre mis manos serían un fracaso absoluto:

a. Una licorera
b. Un bar
c. Una farmacia

5. Y de nuevo me he quedado en blanco; en cinco años dejarán de existir los polos tal cuál como se conocen, pero los humanos siempre bendecimos los cambios. Me imagino un concierto por la paz, de Juanes, desde la estratosfera, por los polos: Juanes hablando por una máscara de oxigeno. Los críticos de cine diciendo “esa película de Tarantino, donde aparece Juanes, tiene personajes clichés”. A pesar de todo, nada cambiará.

lunes, diciembre 21, 2009

TOP 5 Sobre el fin de semana que se acaba

1. Wipipiiiiiii!!!!!!!!, vacaciones por fin!!!!

Ahora queda la incertidumbre: ¿me volverán a contratar el próximo año? La cosa de ser un pinche contratista.

2. Maldita gripa hijueputa y malparida que me aqueja!!!!!!

3. Al contrario de lo que pensé - que el tipo que estaba sentado al lado mío iba a hablar hasta por los codos con su chica que también tenía cara de hablar hasta por los pies (porque eso hicieron desde que sentaron: hablar y hablar y hablar y hablar y hablar; no me dejaron concentrar en los cortos; que en serio, cuando me dejan, los disfruto)-, todo salió de maravilla. Puedo decir, porque lo he sufrido, que es raro estar en un teatro de cine comercial repleto de personas - donde por lo general va gente que no va a ver películas sino a otra cosa- que está completamente en silencio; es demasiado raro. El misterio se devela: desde su inicio la película Avatar te deja boquiabierto, sin palabras; Avatar es una película espectacular en su dirección de arte, en su fotografía, en sus efectos especiales, en su ritmo. Avatar es la mejor película de James Cameron. Recomendación: vérsela en 3D;es genial.

4. ¡Grande Leonel Álvarez!; es un tipo que no conozco, pero que me cae demasiado bien.

5. A mí el fútbol me dejó de interesar hace rato, pero debo confesar - con mi camiseta nueva puesta del DIM que me regaló mi mamá y que los hinchas del Nacional le ofrecieron comprársela para quemarla; mi camiseta es una sobreviviente-, que no; soy Homero de los Simpson fanático de los Isótopos de Springfield. ¡¡¡¡¡Fiesta!!!!!

Y bueno, no importa si soy un hincha de los malos. ¡¡¡¡DIM campeón!!!, muérete tú.

viernes, diciembre 11, 2009

TOP 5 Perlas ensangrentadas

La interrogué en el camerino

sobre la muerte de René

me contestó con evasivas

no sé, no sé, no sé, no sé

La acompañé hasta su casa, nos despedimos sin hablar. Aquella fue la última noche.Tres tiros le hicieron callar

Fotos: Byron Vélez

jueves, diciembre 10, 2009

TOP 5 Un fantasma, una despedida

1. Me acabaron de pegar un tiro, fue lo primero que le dije al llegar gateando, casi arrastrándome y desangrándome a su habitación. Ella, medio dormida, medio no, todavía brava por la pelea que tuvimos minutos antes, creyó que estaba borracho, que le estaba gastando una broma, que no le tomaba en serio su rabia contra mi; y allí me dejó, en el piso, muriéndome.

2. Una bala entró por la ventana y dio justo contra el techo. Casi ni me di cuenta de eso, creí que era una visón de esas que proporciona el alcohol, o que era un murciélago que entró por casualidad. Seguí en lo mío; bastantes murciélagos se han muerto de revolotear en nuestro techo; tenemos un cementerio.

3. Otra segunda bala entró por la ventana y atravesó mi hombro izquierdo; pero para mí fue sólo la picadura de un mosquito. Seguí en lo mío, garrapateando frases en un cuaderno tipo: Mi vida es un desastre, no hay solución.

4. Algo líquido palpé con mis dedos; me desmayé. En ese desmayo tuve un sueño: a tu casa llegaba arrastrándome -cómo serpiente-, me levantaba del piso y te miraba por la ventana: bailabas una canción triste, melancólica: tus manos no eran tuyas, tu cuerpo, pues tu cuerpo, volaba.

5. Fueron tres balas perdidas las que entraron por mi ventana. La tercera bala me mató; no antes de llegar gateando, casi arrastrándome y desangrándome a tu habitación. Espero que planees un funeral digno; si no, ya te jalaré las patas mientras duermas.

martes, diciembre 08, 2009

TOP 5 En momentos de tristeza y de rabia, donde un milímetro cualquiera de un arma de fuego te vuela los sesos

5. Es mejor que no tengas un paquete de cigarrillos a la mano, te lo devoras entero en pocos minutos, luego quedas amurado.

4. El alcohol no sirve, aunque opines lo contrario. Igual, bébete esa botella de ron o de aguardiente o lo que sea, es lo mismo si estás borracho o no.

3. No golpees cosas, eso sólo te hace daño a ti; las cosas no sienten, tú sí: te darás cuenta al otro día yendo al médico. Y yendo a una tienda a reparar dicha cosa que golpeaste.

2. Evita Internet… no, ya, en eso no hiciste caso. Estás conectado escribiendo un top.

1. La música; algo alegre, algo depresiva, algo del medio, algo que te conmueve al instante, el mejor invento de la humanidad… no la escuches: es fatal. Pero es lo más genial que puede llegar a pasarte, inclusive te puede parecer que algo que escuchaste de música es la banda sonora para tu vida.


lunes, diciembre 07, 2009

TOP 5 Recomendaciones para el Festival de cine que aún no se acaba en Santafé de Antioquia, al cual ya volveré el próximo año

1. No viajar en bus al festival de cine en Santafé de Antioquia, a menos que duermas todo el viaje; como yo lo hice.

2. Qué ricas empanadas de queso venden en una de esas tantas iglesias que hay en Santafé - o quizás las vendan por toda la ciudad, no lo sé, yo las probé en una iglesia-. Empanadas de queso totalmente recomendadas.

3. Seguir, con cámara en mano – sea de video o fotográfica o de teléfono celular-, a famosos presentes en el festival; que no se te olvide lo de “cámara en mano”, porque puede pasar que mientras estés sacando la cámara y siguiendo a dicho famoso, el susodicho entre en el hotel en el que se hospeda y bueno, perdiste con la foto; Santafé de Antioquia es una ciudad muy pequeña, demasiada pequeña, el recorrido de un famoso desde que lo viste muy sonriente, hasta su hotel muy lujoso puede durar apenas cuadra y media, o menos.

4. Ver películas, ir a charlas y participar de todo lo que te ofrece dicho certamen; obvio, averiguar primero, antes de ir a Santafé, cuál es el tema del festival: “Asistir a la conferencia de las consecuencias del franquismo en la transición a la democracia a las 3 p.m., ¡vaya, qué emoción!
No te vayas a llevar la sorpresa de lo aburrida que puede llegar a parecer la programación y que te den ganas de devolverte para tu ciudad luego de hidratarte con unas cervezas.

5. No devolverte en bus desde Santafé de Antioquia para Medellín: A pesar de que el recorrido es corto –una hora y media o algo así, te pueden parecer unas tres horas-, que viaje tan horrible, endemoniado, estresante y tedioso; el calor es un buen aliado del desastre; no, no, no, NO, qué calor tan espantoso. Obvio, nada nuevo, ya todo eso lo sabes; pero uno es olvidadizo.

sábado, diciembre 05, 2009

TOP Bonus track: Diciembre

Manchas de sangre seca, de fluidos pueriles y de los otros, de sudor y, un poco, muy poco de café, cerveza y whisky y ron y aguardiente y pólvora y grasa de cerdo y tizne de los globos y…, eran lo único que contenía, en el dorso, aquella postal que nos llegó aquel enero en el que estábamos de vacaciones, añorando una playa distante que no se nos daba. Jugamos al papel de investigadores y estás fueron nuestras conclusiones: el color, la textura y lo viscoso de las manchas de la postal eran un veredicto apremiante, un dictamen irrebatible: el maldito, el del título del top bonus track, estaba agonizando, pero fuera como fuera estaba borracho; ¿preguntarle a un experto de cartas, notas y esas cosas, uno de esos que por aquí no investigan nada porque son tan honrados como que el agua es solida, para qué? En resumen, no valía la pena tomarse la molestia. Ya nada era como antes, poco a poco pasaron meses, años y centenas y fuimos perdiendo el interés. Ya no hacía parte de nuestras vidas, ya no lo evocábamos en recuerdos de esos, vagos, que llegan en un momento inesperado. Así que la cosa quedó tal cual, como si no nos hubiera llegado esa dichosa postal; más sin embargo:

- ¿Recuerdas que Diciembre era genial? – pregunta, hoy, uno de nosotros.
- Recuerdo que lo recordaba genial, pero ya no lo recuerdo así.- responde el amigo que está a mi lado.
- Sí, era genial.- digo. En el fondo de todo, yo sé que hablar de estas cosas nos parecen tonterías.

La Postal:

domingo, noviembre 29, 2009

TOP 5 “Tengo los huesos desencajados, el fémur tengo muy dislocado, tengo el cuerpo muy mal, pero una gran vida social”

1. Se levantó de la silla donde estuvo sentado por más de diez minutos - En ese lapso de esos diez minutos se comió las uñas de las manos, por nada le faltó comerse las de los pies. En esos diez minutos, se mordió el labio inferior una y otra vez, casi se queda boquineto a la inversa. Sus ojos y sus parpados parecían estar de rumba en una discoteca, no paraban de “retina se dilata, retina no se dilata”, sus parpados no paraban de parpadear-.

2. Caminó a paso lento, atravesó la hilera de sillas que tenía al frente – en las que estábamos sentados nosotros, sus compañeros- y de repente, cuando ya estuvo parado al lado de nuestro profesor, paró de caminar; si esa situación fuere una película, habría primeros planos, planos medios, travelling y esas cosas.

3. Nuestro profesor dio tres pasos hacia atrás de manera estratégica, como si, tiempo lejano, ya lo hubiera ensayado y planeado: “cuando el tipo demente que asiste a mi clase se levante de su silla y camine hacia a mí, yo doy tres pasos atrás, después ya no sabré qué hacer”. A nuestro profesor se le cayó la tiza de la mano derecha, frunció el ceño, abrió la boca, gritó silencioso: “¡Vaya loco de mierda!”; su tez se puso más blanca que el marfil.

4. Él, mirando a nuestro profesor fijamente a los ojos, le asestó un puño en la cara, un golpe de puta madre; Recuerdo ese sonido del puño en contacto con la nariz del profesor, un sonido seco y quebrado, sin eco – recuerdo también que el profesor cayó de rodillas en el piso mientras se mandaba sus manos a cubrirse su nariz por la que un chorro de sangre manaba como cascada del Niágara (cascada en la que nunca he estado, valga la aclaración)-.

5. Yo ese día tenía una resaca que no te imaginas, casi, puedo decirlo, que estaba borracho. En ese momento no entendí por qué nuestro compañero cristiano acérrimo le pegó a nuestro profesor que hablaba, casi con idolatría, sobre Frederick Nietzsche. Pero luego, ya ves, lo asimilé. Más tarde, en ese día, bebí con ese compañero; él se bebió dos Coca-Colas, yo cinco cervezas. Le dije: “Ser cristiano es lo mismo que ser fanático de Nietzsche”. Y bueno, gracias a ese compañero tengo hoy la nariz rota.

* Dedicado a ese profe que hablaba fanáticamente de Nietzsche que le rompieron la nariz, y al amigo que me contó esta historia

sábado, noviembre 28, 2009

TOP 5 Consciente por algunos minutos

1. He tenido la fortuna, o la infortuna – según se le mire-, de estar últimamente en charlas, seminarios, convenciones, clases y quehaceres sobre el medio ambiente que va en detrimento cada día a pasos de gigante desproporcionado; sin cuello, con una pierna más larga que la otra, con una joroba de caricatura, siendo un cliché ambulante. También he estado en charlas, seminarios, convenciones, clases y prevenciones de males (enfermedades y amenazas; la mayoría provenientes de África – irónico que supuestamente la humanidad provenga de ese mismo continente-) que aquejan a la humanidad que va en deterioro y deterioro y deterioro a cada segundo. Gracias a Al Gore el tema del calentamiento global está en boga. Gracias al aumento de muertes y contagios y todo eso, ahora se está tratando qué enfermedades letales que tienen que ver con que un humano se la transmite a otro no se sigan propagando; esto, por supuesto, debió de estar de moda hace muchísimo tiempo atrás, pero creo, nosotros, siempre dejaremos todo para mañana; total, eso a los de ahora, los que estamos respirando este aire, no nos va a tocar.

2. Las promesas de un futuro en donde la raza humana vive feliz comiendo perdiz son pesimistas. Ni siquiera van a existir las perdices. Según una charla en la que estuve, cada 20 minutos se extingue una especie. Y se extinguen porque cómo sea se tienen qué adaptar a su entorno que cambia cada día y cada día; las que no se adaptan se las lleva el carajo, así de simple. Los humanos, al parecer, nos adaptamos a todo; si ves la relación y la comparación de un virus con nosotros – tan majos, tan bonitos, tan intelectuales amantes a la música de U2, tan televidentes del Capo en RCN, y tan fanáticos a Dios- no sé si sea una casualidad. Mmm, tampoco es que la cosa sea pesimista, igual vamos a seguir existiendo.

3. Dato qué quizás ya sepas, pero que yo no sabía y que supe cuando estuve en una de estas charlas y que luego asimile como verosímil al acordarme de una escena Del templo de la perdición de Indiana Jones y de una historia que me contó un amigo que estuvo en Asia: Un ritual de no sé qué tribu africana consistía o consiste en destapar el cráneo y engullirse, casi hasta atrabancarse, los sesos de un mico vivo, luego no falta bañarse con la sangre del mismo - se comían o se comen nada menos que el mico que es portador del VIH, cosa que a él (el mico) no le afecta nada, pero a nosotros humanos sí-. Prontamente alguien de esta tribu, portadora del virus sin saberlo – el virus dura 7 años en gestarse- viajó a Haití y Haití es: turismo sexual por excelencia, donde las mujeres, la mayoría gringas, van a por su polla negra y gustosa. Las gringas que lo hicieron con esta africano pronto llevaron el VIH a USA y bueno, ya sabemos lo que es USA: una puerta global. Curioso es que por más solos que decimos ser, los individuos, siempre estaremos en conexión con el resto del mundo; lo más mínimo del otro te puede afectar, al punto de presentarte a la huesuda (la parca).

4. Antes de que se partieran los continentes, los Osos de anteojos no eran de estas tierras, eran de la otra, del norte, los osos de anteojos se adaptaron al sur; y los humanos americanos del sur los hicimos desplazar, les quitamos su tierra improvisada por varios años, al punto de que ya casi no hay de ellos; la ley del más fuerte, grande y estúpido es antiquísima. Del mismo modo, en la colonización, los españoles y los otros – ingleses, franceses-, decían que los tigres de América eran chicos y de otro color, que por eso América era inferior. Y nada, datos sueltos que me han quedado de estos seminarios, clases, convenciones, charlas, etc.

5. “El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometerá reducir las emisiones de gases que causan el efecto invernadero en su país en varias etapas, comenzando con un recorte de 17% para el año 2020.”. Un mísero 17% para el año 2020, mientras tanto Barack Obama seguirá saliendo en los cómics de Spiderman.

Todo esto era para decir: ¡Y llegó Diciembre hijueputa! ¡Wipipi! ¡A quemar pólvora y a seguir contaminando y arrasando! ¡Luchemos por una Medellín más caliente que la costa -(por cierto, ya casi lo logramos)!

sábado, noviembre 21, 2009

TOP 5 DOWNTOWN SAN LUCAS (el argumento de la telenovela)

1. IGNACIO CARVAJAL regresa a su país, Colombia, luego de 14 años de ausencia. Llega después de cumplirse siete meses en los que sus padres murieron en circunstancias extrañas. IGNACIO vuelve para poner en orden la sucesión de su herencia.

En el reencuentro con su mundo anterior, nos damos cuenta que IGNACIO tuvo que salir del país debido a que fue vinculado con el robo de una joyería en 1994 - robo en el que murieron 7 personas inocentes-. Su salida intempestiva, y de manera fácil, fue posibilitada por el poder de su padre (un político de esos que llegan a ser presidentes de un país por sus fuertes lapsos con la mafia y el paramilitarismo, o por su locura en la que se creen un dictador tipo Napoleón, Simón Bolívar o Hitler).

2. Pero IGNACIO no regresa a Colombia solo, no, se trae consigo a su novia JENNIFER ALGO - una norteamericana medio cubana de Miami quien, evidentemente, es devota incondicional de IGNACIO-. La relación de ambos es aparentemente normal, la melancolía de IGNACIO es uno de los motivos fuertes que hacen que JENNIFER sea el motor que mueve a IGNACIO para actuar – Él hasta tiene un tatuaje de un retrato de ella en su glúteo izquierdo-.

3. ALIRIO BOTERO fue el mejor amigo de IGNACIO hasta el momento en que éste último tuvo que salir del país. La noticia del regreso de IGNACIO pone nervioso a ALIRIO, ya que existen dos motivos para que él sienta que la relación con IGNACIO ha terminado:

a. Es claro que ALIRIO tuvo participación en el robo, aunque su incidencia en la muerte de las 7 personas no es clara.
b. Después de la emigración de IGNACIO, ALIRIO se vio envuelto románticamente con MARIBEL PASTRANA, la antigua novia de IGNACIO.

4. Para el círculo de amigos comunes de IGNACIO y ALIRIO:

a. ALIRIO traicionó a IGNACIO.
b. Encuentran extraño que IGNACIO no exprese deseos de venganza.
c. Todo cambia cuando MARIBEL aparece muerta en su cama, ahogada en su vomito y con whisky barato inyectado a su torrente sanguíneo, luego de haber sido visitada por un hombre extraño que llevaba una botella de champan muy extraña en su mano mientras se reía a carcajada limpia y levantaba una ceja de manera malévola.

5. IGNACIO da muerte a ALIRIO y en ese momento descubrimos que IGNACIO realmente asesinó a las 7 personas de la joyería. El motivo por el cual IGNACIO asesina a ALIRIO radica en que éste último fue pagado por IGNACIO para matar a sus padres (los padres de IGNACIO). La muerte de MARIBEL es simplemente estratégica, puesto que con la muerte de ella puede, IGNACIO, librarse de JENNIFER, quien queda detenida en el aeropuerto por motivos extraños, justo antes de abordar sola el avión con destino a Estados Unidos. IGNACIO, con otro nombre, sale del país cruzando la frontera con Panamá.

* SINOPSIS:


IGNACIO CARVAJAL toca la puerta de la casa de ALIRIO. ALIRIO abre y se queda pasmado al ver a IGNACIO. IGNACIO después de un silencio incomodo le sonríe y lo reprende diciendo “¿Qué, ese es el saludo para un amigo que hace 14 años no ves?”. ALIRIO sonríe incomodo e invita a pasar a IGNACIO a la casa.

Ya dentro de la casa el dialogo de los dos es banal, bromas van y vienen, hasta que IGNACIO ve un portarretrato en una vitrina donde se ve a MARIBEL PASTRANA y rompe en llanto…

- A Maribel Pastrana yo la amaba.- dice Ignacio.
- No Ignacio Carvajal, no.- dice Alirio.
- Ay, Alirio Botero, si supieras…

jueves, noviembre 19, 2009

TOP 5 Tanta adversidad estropeada, ya no me hace emoción e ilusión esto de publicar

1. Con la consigna de “quiero conocer seres humanos para mejorar mi intelectualidad”, me agregó una extraterrestre; un ser que es nacido en Plutón y que no acaba de captar de que a su astro lo llamemos “planeta enano”. La acepté, ya tengo 570 amigos en Facebook, voy a por más.

2. Esa extraterrestre también me agregó al Skype, pero no me deja ver su cam. Oigo su voz aguda y chillona a través de los súper parlantes que le he puesto a mi compu:

“......................................................................................................” - me explica en su lengua natal de lo que se siente estar en el planeta tierra, o eso creo.

3. También me agregó al MSN, y tiene un MSN actualizado: MSN en el que sabes quién está como no conectado. Ya ni me asomo al MSN.

4. Esa extraterrestre no sé cómo putas se consiguió mi teléfono. Cree que llamar a colgar 35 veces, es una clave Morse que debo interpretar como una señal de que viene a nuestro planeta con el firme propósito de traernos paz; lo digo porque hace unos segundos me llamó y me reclamó el hecho de no entenderla, eso creo.

5. No sé cómo me dejé convencer de dar un paseo corto en su nave espacial. Pero aquí estoy. La nave espacial viajando por la estratósfera. La Tierra es un punto diminuto de color amarillo a través de mi ventana. La Tierra amarilla, qué misterio. Pasan días, meses, y le digo a ella que me quiero quedar viviendo en Plutón. Ella me dice que es lo mismo, que no vale el esfuerzo. Ya está aburrida de mí, lo sé.

- pi pi pi, naf naf.- le digo, luego, como si nada, me despierto en mi habitación. Me pregunto sí quizás todo fue un sueño.

lunes, noviembre 16, 2009

TOP 5 Días sin publicar

5. Me he vuelto fanático de So you think you can dance?: No sé, es algo de la TV “realidad” en donde ves gente que sí tiene mérito para algo: talento y disciplina para bailar. Gente que de seguro no hará un video porno casero y que luego no se lo pasará, “clandestinamente para darse fama”, a los medios de comunicación; a lo mejor sí lo harán, pero qué esta gente tiene talento, lo tiene- para bailar, obvio-.

4. Como siempre, la TV nacional es una reverenda basura.

-Venga, ¡veámonos “El Capo” juntos!, yo traigo las crispetas.
- Listo, yo traigo el ron.
- Bien, bien, bien. Ron para estar borrachos antes de que empiece esa maravillosa serie que es ¡El Capo!, así nos volatizamos.

3. ¡Gripa hijueputa, recontra malparida, gonorrea, que me aqueja! Estoy tan postrado a mi lecho, que igual me niego a ver el reinado de la tal señorita Colombia.

El clima en Medellín es cosa de maniáticos insufribles, atorrantes y necios; sólo los de esa especie queremos seguir aquí, quejándonos.

2. Llevaba años sin escuchar completo el unplugged de Nirvana. Opines lo que opines, ese unplugged es una verdadera y reverenda maravilla.

Kurt Cobain, donde quiera que estés – muerto, obvio-, te agradezco mucho esa versión que hiciste de Where Did You Sleep Last Night? ¡Es genial!

1. Domingo:

*Almuerzo excelente de canelones con champiñones y pollo: con D.

*Fotos a blanco y negro en 35 mm con una cámara reflex, D la modelo. – insuperable para lo digital la película de 35 mm. Fotografía digital sigues siendo una niña, trágate esta.

*Un batido de café hecho por D. Delicioso.

* Más fotos.

* Un cuento donde la Medusa se convierte en la Tetusa, engañada por la Pajuza.

Y bueno, volví a publicar, ya me preocupaba este blog, hoy lunes vi que en el edificio del frente un tipo acomodó un telescopio en su ventana, quizás para observarnos. Me cuidaré de cerrar mi ventana.

lunes, noviembre 02, 2009

TOP 5 Comentarios: 0

1. Podrás llamarme sensiblero, barato, fingido, payaso, estúpido, desquiciado, inoportuno. Y te daría algo de la razón en algunos de esos aspectos, soy estúpido, estoy desquiciado, desde que nací he sido inoportuno, a conciencia, en ocasiones, he fingido estar “dale que salto en una pata de la felicidad”, odio a los payasos tanto como me odio a mí mismo, como “barato” salgo caro y nunca aprendí al pie de la letra esa vieja lección de “eres hombre, llorar es para las niñas”. Podrás escribirme un mail, ya que ahora todo se resuelve así: peleo contigo, ¡zas!, dos días después recibes un mail, o un mensaje de texto en tu teléfono celular, o una frase ininteligible en el Twitter, o un estado que lo dice todo en el Facebook, o un post de mierda en tu Blog de mierda. Para no acabar del todo con tu paciencia, podrás hacer muchas cosas, pero eso si te doy la oportunidad de hacerlas. Me inclino más a que no te doy una oportunidad, no te la mereces. Me inclino más a tener la firme decisión de que tú nunca, en la vida, tendrás de nuevo noticias mías; no sabrás que aquella tarde, en la que en Medellín caía un enorme aguacero, escalé una montaña mientras en mi cabeza sonaba la banda sonora de Rocky (no sabrás nunca que morí de un infarto el día que la selección Colombia por fin logró clasificar al Mundial). Ni sé para qué te digo todo esto, nunca leerás una sola palabra mía; sé que no las leerías si al fin y al cabo decido mandártelas.

2. La cosa es que, mientras estaba acostado en mi cama, me dio por mirar para el techo, un rayo de luz del sol del medio día entraba por la ventana, hacía visible el humo de mi cigarrillo. Tu cuerpo y tú rostro se dibujó en medio de las escamas de tal humo. Lancé fuertes improperios para aquel momento; no es justo que las fuerzas de la naturaleza se empeñen en que tengo que recordarte a cada momento, no es para nada justo. La vida es injusta, lo sé. Pero igual, no puedo parar de quejarme; quizás ese sea el sentido de la vida: quejarse de todo, hasta que no duela nada. El humo, lentamente, fue saliendo por la ventana, bailaba al ritmo de una melodía incidental que sólo la escuchan los espectadores, más no los personajes. Sin embargo, tu silueta se quedó revoleteando en mi habitación:

a) Sonreía
b) Hacía la danza del vientre
c) Se desnudaba
d) Tarareaba
e) Me tocaba

3. Mi dedo chico de mi pie izquierdo se va al traste. No pude prever que si me levanto rápido, como una gacela, como un Lince, como un Tigre, una esquina del mueble más cercano – el mueble donde está puesta una fotografía tuya-, está esperando a por mis dedos de mis pies. Mueble Vs Yo: 3 partidos ganados, 15 partidos de derrotas; quince veces lo logré esquivar, tres veces me ha fracturado algún dedo. ¿Por qué carajos no quito ese mueble de mi camino? Es un misterio. Tú, para mí, siempre fuiste un misterio.

4. No creo que ahora intervenga alguna fuerza divina; no tendría por qué hacerlo. Lloro del dolor de mi dedo, aunque, la verdad, no es que sienta mucho dolor. Lloro por algo, y ese algo no eres tú. Si algo sé de la vida es que… mierda, odio los puntos suspensivos. Lloro, y lloro, quizás, tal vez, sí tengas razón en lo de que soy sensiblero, barato, fingido, payaso, estúpido, desquiciado, inoportuno, enfermo, moribundo. Soy todo eso. Y soy más para ti: un fracasado. ¿Pero quién en el mundo no es un fracasado? Son mis patadas de ahogado, una pregunta sin respuesta.

Paro un taxi, he de ir a una sala de emergencias por algo tan estúpido como fracturarme un dedo con una puta esquina de un mueble.

5. Lo que pasó en el recorrido desde mi casa a esta sala de urgencias es más o menos esto: Lluvia, mi mano atascada en un cajero para pagarme el taxi, más lluvia, prevalecer sentado con mi mano atascada en un cajero, cero lluvia, el taxista amenazándome con matar cada uno de mis familiares si no le pago la carrera –llega incluso a mostrarme un tatuaje que tiene en su parte más peligrosa del cuerpo: ¡gas!, no quiero ver eso-. Lo siento, no quería importunarte, lo sabes. Sé que debes tener mil deberes por hacer, sé que allá, donde quiera que estés, seguro eres la estrella adorada. Yo sería uno de tus súbditos, lo sabes. Sería un súbdito de esos que aparecen en el fondo del plano, de esos que nadie nota, pero que igual está ahí; comentario con el que me daría mis aires: “saben, estuve en el fondo del plano de una película de ella, por segundos pensé que me miraba y me sonreía, luego me di cuenta que sólo miraba a la nada, pero así son las actrices”.

Por mi mejilla baja algo húmedo. Vaya noticia, ya la sabía. En el fondo de todo, como una excursión al centro de la tierra, sé que los dinosaurios han de extinguirse, y que de hecho se extinguieron. Pero qué sé yo de algo. Sí de algo ya sé, es que no puedo meter la mano en un cajero. Intento, con mi lengua, cazar eso que baja por mi mejilla; un sabor saladito invade mi gusto, quisiera que fuera dulcecito, pero sé que no podría ser, porque si así fuera, mucha gente sería como yo. Como yo, luego te darás cuenta en tu despecho más hijueputa, que soy único.

domingo, octubre 25, 2009

TOP 5 Tyron Muñetón en: Junkie bussiness

1. “Tengo que relatar todo lo que vi la noche anterior”, fue mi primer pensamiento del día, el que justo vino a mí cuando abrí los ojos, despertándome en esta habitación que parece de paredes de cartón: una escenografía olvidada por algún director de arte contratado para una obra de teatro de medio pelo, o de una película a la que no le fue nada bien en producción y que fue abandonada apenas filmadas dos o tres tomas en la que una actriz con el pelo teñido de rubio se negó a mostrar las tetas.

2. “Pero no recuerdo nada de lo qué pasó en la noche, a pesar que, tal vez, con eso pudo haber cambiado el mundo”, a veces me despierto con esa sensación, y el mundo sigue igual. Aunque esta vez, como es costumbre mía, no me he despertado en el mueble de la sala de mi casa. Es un indicio de que algo cambió, ¿no?

Miro por la ventana y el cielo es del mismo color azul.

3. Tengo que acordarme de qué pasó. Sé que por tanto alcohol, perdí el sentido desde muy temprano. Quizás fui el único borracho de la noche; la única persona que tiene el sentido del ridículo atrofiado. Tengo que acordarme.

No es tarea para el colegio ni la universidad, lo sé. Siempre trabajé mejor bajo presión.

4. Amigo, sé que sonreí toda la noche. Te confieso que para mí las personas que siempre sonríen y sonríen, con cualquier chiste malo hecho por una persona insoportable, son sospechosas de algo, personas que de seguro, con una desviación sexual, con ellas llevan dinamita pegada en sus genitales; si algo les molesta: “les voy a mostrar mi pene: ¡mi pene es portentoso, explota!” y booooom. Es el sueño de toda buena ninfómana heterosexual.

5. Llego al punto ese en que el corazón me estorba y quiero que de una buena vez pare de bombear. Es un punto muerto, para mayor redundancia. Pero es un punto que nunca pasa a grandes ligas. Amigo, ¡ya me acuerdo de algo!:

- ¿Usted cómo se llama?- Me preguntó una mujer en medio de un trago de ron que me estaba ofreciendo un amigo.
- ¿Yo?- le pregunté.
- No, le preguntaba al perro.-me dijo.
- ¿Cuál perro?- le pregunté.
-Hmmm, usted hace parte del 90 % de la humanidad que todo lo toma literalmente. Ya no me parece interesante.- me dijo.
- Hmmmm, la venda en la nariz me incomoda, y me pica. A veces todavía me sale sangre y por eso es que ando preparado con dos o tres repuestos de vendas en mis bolsillos.- le dije.
- ¿Cuál venda en la nariz?- me preguntó.
- Bienvenida al 90%, hermana.- le dije.
- ¡Ja!, muy chistoso. Así que no tiene nombre, entonces, pues, lo llamaré Idiota.
- Soy una estrella fugaz danzarín.
- Una estrella fugaz idiota. Por cierto, le vine a ofrecer esto.

Y ella del bolsillo de su chaqueta gris sacó algo que resplandecía.

domingo, octubre 18, 2009

TOP 5 Subamos por las escalas, luego, cuando se nos antoje un café bajamos por las mismas, ¿bien?

1. De color blanco son las paredes, los pisos, las cortinas, las sabanas, las camas, las camillas, las sillas, las mesas, los uniformes, las batas, las luces, el pelo de algunos pacientes y visitantes del lugar, el olor –si es que un olor tiene color-... En medio de tanta asepsia, me dieron ganas de salir a la calle a fumarme un cigarrillo. Llueve allá afuera. No importa, salgo del hospital. Por lo bajo, en mi cabeza, empieza a sonar música incidental de corte dramático que va subiendo de decibeles a medida que las gotas de lluvia van empapando mi pelo y mi ropa. Camino firme, lento, decidido, apretando puños, mordiéndome el labio inferior. La música incidental culmina apoteósicamente cuando por fin logro encenderme un cigarrillo, me apoyo en una pared y bajo la mirada hacía el pavimento. Escrudiño el pavimento como si fuera la cosa más interesante del planeta tierra, del universo, del más allá, “mira que bien la contextura del granito, mira como le cae la lluvia, mira como resplandece, mira como refleja, que hermoso, que estupidez”. Le doy una calada al cigarrillo. Cierro los ojos. Fundido a negro.

2. En un sexto piso, en un balcón del hospital:

– Soy felizmente graduado como técnico de sistemas, y la verdad es que a duras penas sé conectarme a Internet. Que engaño ese curso, no aprendí nada.- dice uno de mis tíos.
- Él sólo sabe prender y apagar el computador, jeje.- dice la esposa de ese tío.
- Y leer el mail. ¿Y cómo es que me gradúan de ese curso, ah?, no, no, no. Muy malo, esos cursos no sirven para nada- dice mi tío.

3. En un sexto piso, en un corredor del hospital con vista a los otros pisos abajo:

-Nunca había visto un hospital con un vacío de estos en el medio de un corredor, es el colmo- dice otro de mis tíos.
- ¿Qué tiene de raro?- le pregunta otro de mis tíos.
- Pues que, ¿cómo se le ocurrió al arquitecto de éste hospital hacer una cosa de estas?, no pensó en que la gente se puede querer tirar desde aquí. Si yo miro hacia abajo y me veo tentado de tirarme, imagínense a alguien al que se le acabó de morir, en uno de esos cuartos que tenemos atrás, la persona que más le importaba en la vida. Ese alguien viene y se para aquí, dice “eras mi vida, te fuiste, ya no importa nada”, y se lanza al vacio. Es lógico. Me imagino que ya seguro se habrán suicidado unos cuantos desde aquí donde estamos parados.
- Vos sos bobo, no creo que aquí se haya suicidado nadie.
- ¿Qué no?, espérate voy a preguntar, y te traigo el dato.
- Listo, pregunte pues.
- Sí, ya voy… Es que además, seguro, me van a decir que nadie se ha tirado por éste vacío, porque es que el suicidio es epidémico. Si la gente se entera que de aquí alguien se llegó a tirar, van a venir muchas más personas a hacerlo. Vos ves, por ejemplo, que no ves noticias de que en el Metro se suicidó alguien tirándosele, a pesar de que en el Metro, sabes, siempre hay alguien que se le tira. Es como en un pueblo de Venezuela en el que había un árbol donde una persona cada semana se ahorcaba, cortaron el árbol y ya no hubo más suicidios por esa zona.

4. Al frente del hospital, en una cafetería:

- Byron, ¿se acuerda de mi amiga…?- me pregunta el tío que se quejó del vacío del hospital.
- Sí, me acuerdo. Ella me contrató una vez para que tomara fotos en un matrimonió.- le dije.
- Es algo triste…
-…
-…

5. Estoy apoyado en una pared, estoy viendo e imaginándome el pavimento como si fuera la cosa más sugestiva del mundo, como si debajo de él, cuando ya. Le doy una, dos, tres, cuatro, cinco caladas a un cigarrillo. Pienso “no han sido buenos estos últimos días, para nada”.

martes, octubre 13, 2009

Top 5 borracho esperando

5. Resulta que en el tambor del revólver sólo hay una bala. Y resulta también que estoy atrapado en este callejón sin salida. “Atrapado en este callejón”, quizás no sea la frase adecuada. Solito, sin que nadie me dijera nada, tomé la decisión de que mi situación avanzara hasta este punto. Las cosas se me salieron de las manos, me faltó prever algunos entes, ¿cómo es posible que no tuviera la precaución de hacerme con una buena munición de balas? Me dije que esta vez iba a estar atento a los detalles. Porque al fin de cuentas eso es lo que cuenta, pero supongo que de nuevo vuelvo a fracasar en un uno de mis tantos intentos por hacer que algo funcione a como la pensé.

4. Desde hace décadas – en realidad desde hace dos semanas-, llevo en el bolsillo de mi pantalón un paquete de Marlboro.

Esta es la ocasión perfecta para dejar ese paquete con dieciocho cigarrillos.

3. ¿para qué necesito más balas? Con una puedo hacer, o mejor dicho, deshacer lo que vine a hacer aquí. Y hacerlo, o deshacerlo, sin más demora. Rápido, como un rayo, como el Correcaminos que Willy el Coyote no vio, sin dolor.

2. Y no es que siempre tenga puesto el mismo pantalón, no; Lo único que me cambio de ropa todos los días son las camisetas, los interiores y las medias, pero los pantalones duran conmigo por lo menos dos semanas; así que haciendo la estadística... el paquete de Marlboro ha visitado cuatro pantalones.

1. El frío metal del cañón del revólver se posa… pero todavía puedo esperar. Ya van 30 años de espera, qué más dan algunos segundos o minutos más. Soy redundante, cosa que tu esperarás, y no lo niego.

¿Cómo será el mundo sin mí? Me lo imagino todo llano., nada de mimar algo que me encanta mimar.

lunes, octubre 12, 2009

TOP 5 Cómo vivo yo

1. Levanto la cabeza, abro lentamente los ojos, enfoco. Cierro los ojos, de nuevo bajo la cabeza. Me estremezco. Levanto la cabeza, abro lentamente los ojos, enfoco. Estiro mi cuerpo y bostezo. Me levanto del mueble en el que estoy acostada y camino hasta la mesa próxima; allí me quedo segundos, minutos, y compruebo que estoy sola. Siempre estoy sola.

2. Me conozco cada rincón de esta casa, reino en ella, soy toda poderosa. Me dan ganas de irme a parar en la baranda del balcón a mirar 16 pisos hacia abajo, a mirar a la nada. Que curiosa que es la gente, cuando está cerca de mí, es gigante, pero allá a lo lejos son insectos; como me gusta matar insectos.

3. Cuento mis pasos, acelero mis pasos, ¡corro! Y me subo de nuevo al mueble en el que había estado acostada por horas y horas. De nuevo quiero dormir, y… no sé si tengo sueños, no me importa. Me duermo ahí donde caigo.

4. Ya es de noche, hora de comer. Me levanto muy perezosamente y camino en mi caminado lento y seguro hasta la cocina. No recuerdo que mi plato de siempre, donde como, estuviera repleto de comida, pero en fin, como y como – como en cantidades chicas pero frecuentes, lo normal-. Bebo agua: “glup, glup”. Miro hacia el fondo, donde están las habitaciones, veo una luz encendida. Tengo que ir a averiguar quién diablos encendió esa luz. Camino sigilosa, segura de dónde esconderme por si las cosas se complican, pomposa, tierna; desde que tengo uso de razón eso es lo que sé de mí, soy tierna, pomposa, preciosa, peligrosa, jejeje, nunca me lo dejan de decir.

5. Entro en la habitación, rápidamente corro hasta debajo de la cama, doy una y tres vueltas como soldado en guerra, hago de la oscuridad una aliada. Saco lentamente mi cabeza desde debajo de la cama, y miro discretamente, de derecha a izquierda, todo el recinto. Entre cierro los ojos en señal de que todo para mi es sospechoso. ¡Noooooo!, ¡maldita sea mi prevención ante las cosas! ¡¿Por qué no puedo ser más cuidadosa?! Ahora soy presa de un humano que siempre que me agarra entre sus brazos me hace bailar al ritmo de una estúpida canción que dice: “Go Kendra, Go Kendra”

- Mi gatica Astrid, tan hermosa y peludita.- es lo último que dice ese estúpido ser humano cuando por fin le alcanzo a rasgar algo de su piel. Pero, para que lo voy a negar, espero que me acaricie un poco cerca de las orejas, ya va a ver, ya va a ver.

viernes, octubre 09, 2009

TOP 5 En el Metro de Medellín siempre te están avisando por un parlante lo que NO debes hacer y lo mucho que les complace que estés allí:

1. - “Por favor, no suba los pieceses en el banco que está sentado mientras espera el Metro.”, “Por favor, no suba los pieceses en el banco que está sentado mientras espera el Metro.”, “Por favor, no suba los pieceses en el banco que está sentado mientras espera el Metro.”, “Por favor, no suba los pieceses en el banco que está sentado mientras espera el Metro.”

2. Un policía se te acerca y te dice:

- Señor, ¿sí está oyendo lo que están diciendo por el parlante?

Tú que andabas distraído pensando en qué sabe qué cosas levantas la mirada. Delante de ti está un policía con cara de que no puede ocultar que nació para eso.

“Mera cara de tombo tiene este”, piensas.

3. Y respondes:

- Mmmm, dijeron algo de Pieceses.
- ¿Y qué dice entonces? Señor.- dice el policía.
- Que no sé qué es Pieceses.
- Muy gracioso, señor. Por favor, haga caso, o de lo contrario nos veremos en la obligación de desalojarlo de nuestras instalaciones.
- Estoy esperando el último Metro de la noche, no tengo plata para pagarme un taxi, hago lo que usted diga don señor agente policía. Bajo los Pieceses.

4. Y entonces bajas del banco en el que estás sentado eso que no sabes qué es y caminas hacia la línea amarilla de seguridad a esperar el Metro.

- Gracias señor por su colaboración, el Metro está muy agradecido con usted.- dice el policía.
- Yo siempre estoy dispuesto a colaborar con la patria, señor don policía agente. – dices, dándote cuenta que en realidad estás algo prendo por todo ese ron que tomaste minutos antes.

Ruegas por pararte firme, para no parecer un borracho, que no se cumpla el bajarte de allí, y piensas:

“Yo sólo quiero llegar a mi casa, estoy que me duermo; don policía agente señor del Metro, usted ah iluminado mi vida.”

5. “Por favor, les rogamos que no se suiciden tirándosele a los rieles, ya tenemos muchos conductores del Metro yendo al psiquiatra. Nos encanta que viajen con nosotros”

“Eso lo deberían decir, ¿no?”, es lo último que alcanzas a vociferar antes de quedarte dormido en uno de los vagones.

miércoles, octubre 07, 2009

TOP 5 Me sale más barato almorzar en mi casa

1. Es la 1:00 p.m., estoy bajando las escalas del puente peatonal entre el barrio Carlos E. Restrepo, la Avenida Colombia y Suramericana. Voy contando una y otra vez las monedas para pagar el pasaje del bus que ha de llevarme a mi casa. No logro concentrarme en la cuenta: 100 pesos, 50 pesos, 200, 100, 100, ¿cuánto es que me falta para el pasaje?: 100 pesos, 200, ¿Y por qué mejor no pago con un billete y fue?: 100 pesos, 200 pesos, qué hambre, mi mamá vino de El Bagre, Antioquia hace poco. Trajo queso costeño: 50 pesos, 100 pesos, quiero queso costeño frito, hace rato no como. La vaina es que mi mamá dejó el queso en el carro, y el carro anda guardado en un taller: 500 pesos, dejé de ahorrar las monedas de 500, debería volver a ponerme en esas.

2. Termino de bajar las escalas y voy rumbo al paradero de buses, que de paradero de buses sólo tiene la estructura y el nombre; te puedes demorar allí parado más de una hora sin que un maldito bus, que pasan y pasan y pasan y pasan, se digne a recogerte, aunque te le pares al frente levantando las manos y los pies y salgas corriendo detrás de ellos gritando como poseso. De repente, sin esperarlo, se congela la imagen –Sí, buenas, me gustan las películas de Martin Scorsese, yo sé que en la vida real las imágenes no se congelan, pero qué puedes hacer, ¿ah?-.

3. Minutos antes, antes de cruzar el puente peatonal, estaba pensando en la cátedra en la que estuve esta mañana laborando como luminotécnico y camarógrafo, nunca antes en una cátedra había oído hablar tanto sobre alcoholismo y aguardiente; La charla fue sobre don Efe Gómez: señor literato y alcohólico, adelantado para la época, de por estas tierras (antioqueñas) y que en su tiempo fue comparado con Frederick Nietzche. “A la literatura de Efe Gómez la mató que la catalogaran como costumbrismo, y ya se sabe que por lo general el costumbrismo antioqueño, como nos lo han enseñado en la escuela y dónde quiera que vayamos, es aburrido, maluco, tedioso”, eso no lo dijo el expositor de la cátedra, pero fue lo que me imaginé cuando sólo dijo: “A Efe Gómez lo mató que lo catalogaran como costumbrista”. O tal vez no dijo eso, no suelo mucho parar oído cuando me toca laborar en cátedras. Subiendo las escalas del puente empiezo a contar monedas para pagar el pasaje.

4. La imagen se descongela: una señora que salió de la nada, que quizás saltó desde un árbol – a lo ninja- está sonriendo parada delante de mí.

- Muchacho, Dios lo ama.- me dice, me sonríe, luego me toma de la mano y me pone en ella un folleto donde se ven dibujos de gente abrazada muy sonrientes al lado de mariposas y lo que parecen ser drogas comestibles en apariencia de hongos, y de pasajes de la biblia.

Pienso: mira que ingenioso, ya Dios recluta gente esperando que en vez de uno gritar ante tal susto de puta madre “¡Ay jueputaaaa! ¡Qué susto tan catrechimba! ¡Señora, ¿de dónde salió usted?! ¡Casi que me da un puto infarto! ¡Muérase y muéranse todos sus familiares!”, grite uno “¡Oh Dios mío! ¡Te me apareciste en luz! ¡Señora, usted es una ángel de la guarda! ¡Mi corazón paró por unos segundos a rezar por verla! ¡Larga vida a usted y a sus allegados, y a mí que soy su hermano!

Me pongo a esperar el bus.

5. Espero el bus, la mirada de esa señora sigue fijamente en mí. Estoy nervioso. Miro para todos lados, camino uno, dos, tres, cuatro, cinco pasos y vuelvo a donde estaba. Tengo una sonrisa boba. Aprieto los labios. Esa señora me mira y sigue sonriendo. En este paradero de buses no estoy yo solo, hay mucha gente, ¿por qué me mirará sólo a mí?

Se congela la imagen, quizás cuando se descongele estaré viéndome a mí mismo caminando hacía aquí, cavilando que necesito un buen corte de pelo y una buena afeitada para que ningún buen hijo de nuestro señor terrorífico no me la venga a montar.

domingo, octubre 04, 2009

TOP 5 Un sueño que tuve

1. De fondo suena una canción de Tom Waits (Chocolate Jesus), estoy parado en el medio de la habitación, me fumo un cigarrillo con sabor a cereza (muy dulce para mi gusto; si de fumar ha de tratarse cualquier cosa, no quiero que sea dulce). Un extraño viento me pega en la cara; en esta habitación no hay ventanas, ni tampoco hay puertas. Mis pies no tocan el piso.

2. De mi pecho se sale mi corazón, sale disparado hacia una de las paredes. Se estrella con gran estruendo, un estruendo del tamaño de la caída de una bomba atómica. Me pregunto si las bombas atómicas son estruendosas.

- Pregúntale a los que después de ese once de septiembre olvidaron, me refiero a los de Hiroshima. – me dice Jesús.
- ¡Jesús! ¡¿En verdad si fue realidad que resucitaste al tercer día?! – digo.
- No he resucitado nunca, sólo me fui a tomar un café. Tomé tanto café que me he vuelto un tanto imperativo.
- Jesús, tomémonos un ron.
- Yo solo tomo vino para consagrar.
- Jesús, casposo.
- Mi papá, Dios, me envició.
- Tu papá es un casposo.
- Shiisssff, él oye todo.

3. Muerdo una manzana, lo que hace que me expulsen del paraíso. Mira vos, el paraíso era una habitación cerrada. De fondo sigue sonando la misma canción de Tom Waits (nunca antes le había puesto atención a una canción de él; ya me encanta esa canción.). Mis pies se alejan cada vez más del piso.

4. Mis piernas se van volando, las veo en el cielo, y tienen boca y sonríen y me dicen adiós con sus manos; ¡tienen manos!. No sé cómo me las arreglo para ponerme a bailar sin corazón y sin piernas, pero igual me pongo a bailar.

- Yo bailo como me enseñó mi papá.- dice Jesús.- bailo a lo indio: ja, je, jo, ju, ah, ah, ah, ho, ho, ho, ju, ju… mi papá come corazones al desayuno. Saben bueno.
- No quiero comer corazones. – digo.
- Yo no quería comer Sushi, pero igual lo comí. Qué cosa tan asquerosamente rica.
- Nunca comeré Sushi.
- Nunca digas nunca, yo por ejemplo dije que nunca iba a estar en una cruz, y ya ves.
- Pero es que vos sos pura imaginación, en realidad nunca estuviste ahí, ni siquiera existes.

5. Me despierto en la misma habitación, despertando de un sueño que es un sueño, pensando que la vida que es un sueño es igual de inverosímil a la vida misma. … luego, sí me desperté.

TOP Bonus track: pero como me gusta la radio y la televisión colombiana, es una mina! ¡Corramos juntos a vernos en RCN El Capo!

*Luego corrramos a ver Caracol!

La radio de Colombia es mi ruina, la radio me pone, la radio me alucina, la radio de Colombia es como una maravilla…


sábado, septiembre 26, 2009

TOP 5 Operación Naranjas

1. En el solar de la casa de mi abuela, salto y me aferro con fuerza a una rama del árbol de naranjas agrias. Me balanceo y me balanceo, logro encaramarme de cuerpo completo a la rama. Como mico subo hasta la copa del árbol y me acomodo de forma en que puedo contemplar el panorama; desde allí diviso gran parte de la cuadra en que vivo, en un barrio de las periferias de la ciudad.

2. En una esquina veo la casa de Angélica; esa niña rubia de ojos verdes que promete un futuro de mujer fatal – la verdad, no tengo ni idea de lo que es una mujer fatal; fue un término utilizado por un adulto con respecto a la niña en cuestión, ¿qué habrá querido decir con eso?-. Sé que Angélica es novia de un policía. Sé que ese policía tiene 25 años. Sé que ella apenas si va a cumplir los 15 años – lo sé porque a su fiesta de quinces invitó a la gran mayoría de niños de la cuadra, menos a nosotros: mis primos y yo-. Que se muera Angélica. Miro para otro lado.

3. Más allá veo caminando a Nubia, la niña que sé que le gusta a uno de mis primos. Mi primo tiene buen gusto. Últimamente Nubia irradia algo que no sé qué es; La analizo: … sus piernas son más gruesas, su manera de caminar es como en cámara lenta, tiene el pecho más grande, y… creo que eso es todo. Si tuviera el valor suficiente de soportar burlas y comentarios tipo “usted es lo más envidioso que hay”, creo que le diría a mi primo que Nubia también me gusta, que me empezó a gustar aquella vez que estábamos en la entrada de la casa escuchando a todo volumen una canción de UB 40 y ella se nos acercó y nos dijo: “me encanta UB 40, es lo máximo”.

4. Me acomodo mejor en la rama, de frente me queda un muro de ladrillos que corresponde a la casa de Fernandito; el borracho más borracho de la cuadra. En mi vida he visto caminar derecho a Fernandito, si alguien sabe del pavimento de nuestro barrio es él; se lo ha gateado entero de arriba abajo, de abajo arriba, parece soldado atrincherado en campo de batalla. Antes de que existiera ese muro en la casa de Fernandito, las hijas de él, las mellizas, no paraban de decir y señalar que en el solar de la casa de mi abuela, había culebras muy peligrosas. Culebras que nunca he llegado a ver. Mellizas mentirosas. Viene a mí un recuerdo: una vez de la casa de Fernandito se escapó un marranito que estaba destinado a ser la comida de un 24 de diciembre. El marranito corrió y corrió y corrió hasta que por fin se deshizo de sus cazadores metiéndose en el túnel de una alcantarilla. Lo más irónico del caso es que el marranito avanzó y avanzó tanto en el túnel que se quedó allí atrapado; dado lo gordito que era no podía ni ir para adelante ni para atrás, ni para un lado ni para el otro. Pobre marranito, abría uno cualquier llave de agua en cualquier casa y lo oía uno chillar; y allí murió.

5. Dejo de mirar cualquier cosa y a lo que vine. Mi propósito de montarme a este árbol: Del bolsillo de mi pantalón saco una jeringa, le inyecto aire a las naranjas agrias y sonrió. Esta es la tercera vez que lo hago, me faltan otras dos tandas.

- Oiga, ¿qué hace usted montado en ese palo de naranjas?- pregunta alguien desde la terraza de la casa de mi abuela.
- Estoy cambiando el mundo.- digo totalmente convencido de que en verdad eso es lo que estoy haciendo.

viernes, septiembre 25, 2009

TOP 5 Aquello del Break Dance (2)

– Todos los que nos quieran dar una moneda, o cualquier billete de mil pesos o dos mil o cinco mil que les sobre, por favor, aquí está este pasamontañas. Les rogamos que sean ordenados. – dijo uno de nosotros; quince tipos con pasamontañas, busos, guantes, sudaderas y tennis, todo de marca Adidas. Bailábamos al ritmo de la música que provenía de una grabadora gigante cuadrada y gris que funcionaba con seis pilas Varta de las grandes. Estábamos en el Parque Berrio, al lado de la primera gorda donada a la ciudad de Medellín por parte de nuestro queridísimo ilustre artista maestro Botero. Luego nos echó la policía.

Y tuvimos que emigrar hacia Junín.

- Perdón, no pueden estar con esa grabadora aquí en Junín, mucho menos pueden bailar lo que sea que estén bailando.- dijo un guardia de seguridad.
- ¿Y dónde se puede bailar en el centro sin que nos echen? – preguntó uno de nosotros.
- No sé, pero esto es un lugar público, aquí no pueden bailar. Por favor desalojen – dijo el guardia.

Éramos ignorantes, estábamos lo suficiente malaleches, deseosos de bailar y frustrados, como para preguntarnos y preguntarle a ese guarda que si “lo público” significaba “lo privado”. Nos fuimos sin más.

- ¿Qué aprendimos el día de hoy? – preguntó alguien.
- Que no vuelvo a salir con ustedes a pedir plata por bailar, una pelada amiga de la familia me vio, y de seguro le va a contar a mi mamá. Ya me imagino el regaño y el castigo– dije.
- Tranquilo que de seguro ella no le cuenta nada a su mamá.

En la noche, llegando a mi casa, obtuve de parte de mi mamá un regaño de buen monto y un castigo de dos semanas sin salir. Para esa época, en la adolescencia hijueputa, un castigo de esa amplitud era lo peor. En dos semanas no vi a nadie que no fuera de mi familia. Cuanto me deprimí. Y no ayudó en nada que en ese lapso de tiempo me diera por leerme El extranjero de Albert Camus.

* punto 1

martes, septiembre 22, 2009

TOP 5 ¿Qué tiene qué ver esto con esto otro? Probablemente nada



1."YOU KEEP SAYING
YOU GOT SOMETHING FOR ME
SOMETHING YOU CALL LOVE
BUT CONFESS
YOU´VE BEEN A´MESSIN´
WHERE YOU SHOULDN´T ´VE
BEEN A´MESSIN´
AND NOW SOMEONE ELSE
IS GETTING ALL YOUR BEST
WELL, THESE BOOTS
ARE MADE FOR WALKING,
AND THAT´S JUST WHAT THEY´LL DO
ONE OF THESE DAYS
THESE BOOTS ARE GONNA
WALK ALL OVER YOU…


2. …YOU KEEP LYIN´
WHEN YOU OUGHTA BE TRUTHIN´
YOU KEEP LOSING
WHEN YOU OUGHTA NOT BET
YOU KEEP SAMIN´
WHEN YOU OUGHTA BE
A´CHANGIN´
WHAT´S RIGHT IS RIGHT
BUT YOU AIN´T BEEN RIGHT YET
THESE BOOTS ARE MADE FOR WALKING,
AND THAT´S JUST WHAT THEY´LL DO
ONE OF THESE DAYS
THESE BOOTS ARE GONNA
WALK ALL OVER YOU


3. …YOU KEEP PLAYING
WHERE YOU SHOULDN´T BE PLAYING
AND YOU KEEP THINKING
THAT YOU´LL NEVER GET BURNT (HAH)
WELL, I´VE JUST FOUND ME
A BRAND NEW BOX OF MATCHES (YEAH)
AND WHAT HE KNOWS
YOU AIN´T HAD TIME TO LEARN
THESE BOOTS ARE MADE FOR WALKING,
AND THAT´S JUST WHAT THEY´LL DO
ONE OF THESE DAYS
THESE BOOTS ARE GONNA
WALK ALL OVER YOU


4. …ARE YOU READY, BOOTS?
START WALKIN´”


5.
Fotos: Byron Vélez

TOP 5 Un bonito día

1. La Romera. Reserva natural y parque ecológico en el municipio de Sabaneta, Envigado y la Estrella. Caminata de 40 kilómetros. Veinte kilómetros de ida, veinte de vuelta. Poca humanidad a la vista. Muchas plantas para ver, tocar, rozar y que se te peguen a la ropa. Variado animal como por ejemplo culebras, aves, conejos y ardillas. Muchos nacimientos de agua. Aire puro. Buen paseo.

2. ¡Moritas! O como según supe que se llaman: ¡frambuesas!. Hacía mucho tiempo que no las comía. Subiendo a la Romera tuve un ataque de nostalgia, me imaginaba de niño y de adolescente, recordaba a mis primos Adrian y David, y a mis amigos de ese entonces subiendo conmigo por el morro del barrio Belencito Corazón en la tan famosa comuna 13, comiendo “moritas” a cada tanto del trayecto mientras se hablaban cosas tipo:

-Dígale a Mónica que le enseñe a besar.
- ¿Por qué a Mónica, es que ella se va besando con cualquiera?
- Hágame caso, dígale.
- Mónica tiene los dientes torcidos.
- No los tiene torcidos, los tiene montados.

3. Los mosquitos de La Romera son lo peor: vampiros, caníbales, salvajes, carniceros, traicioneros, narcos, uribistas, paracos, guerrilleros, todo lo que tenga que ver con un derramamiento de sangre masivo. Son chiquiticos, anaranjaditos y amarillitos, atacan en manada, se te pegan a la piel y te succionan hasta las entrañas. ¡Mosquitos malparidos!

4. Lástima que La Romera esté en peligro de extinción, dentro de unos años o meses planean construir un metro cable más unidades cerradas donde probablemente tú vivirás.

5. Nostalgia 2: En el barrio Belencito Corazón, subiendo el morro, al final del camino no había moritas. Al final del camino había una vista panorámica de la Medellín de ese entonces. Entre nuestra vista y dedos de las manos, enfocando y desenfocando el ojo, aplastábamos gente.

- Mira, la gente desde aquí se ve como si fueran hormigas.
- Una persona me cabe entre los dedos, que bien, que bien.
- En este momento somos dioses omnipotentes.
- Dioses viles y crueles, como todo buen Dios. Aplastamos todo lo que se nos atraviese y nos quepa entre los dedos.

En la Romera volví a ser Dios, con mis dedos aplasté edificios, carros y gente.



Foto: Byron Vélez

viernes, septiembre 18, 2009

TOP 5 Días lluviosos

1. Miro por la ventana, hay una enorme nube negra sobre el centro de Medellín. Oh, nube negra, hace rato no veía una como tú, al menos no una que no pasara de ser metáfora sobre lo que es vivir en Colombia.

2. Parece que va a llover, es lo que pienso al instante. Hoy todos tienen excusa de llegar tarde a todos lados. Medellín es otra Medellín cada vez que un aguacero hace su aparición. Y más aún cuando ya los aguaceros son tan escasos. Y más aún cuando los aguaceros por aquí son generosos y no causan los estragos que causan en otros países. Aguaceros de por aquí, no causan estragos ¡ja!, colombianos tenían que ser.

3. Ignoro que en realidad ha llovido toda la noche y lo que va de la mañana, así que salgo a la calle sin colocarme chaqueta alguna, ni buso alguno, ni el chaleco azul que últimamente llevo conmigo a todas partes; tanto lo llevo que ya quiero uno nuevo, de otro color, quiero un chaleco gris. Hace mucho frío, tirito y me acaricio los brazos con las manos. Me imagino que no soy yo el que me acaricio los brazos sino que es ella, sonrío. Si ella estuviera conmigo en este momento la cosa se revertiría. Ella estaría muerta del frío y entonces yo la abrazaría. Vuelvo a sonreír.

4. Gris, así está la mañana. Vaya, vaya, es refrescante sentir las gotas de lluvia en la cara. Es bueno saber que hoy Don Señor Sol Todo Poderoso y sediento de matar uno por uno a estos humanos de mierda que viven en la tierra, y al que se le da la toda razón, es opacado por una gran inmensa nube negra. Cuanto me gusta la lluvia.

5. Empiezo a saltar como cuando era niño y me gustaba tanto saltar. Salto y salto y de tanto saltar me pie izquierdo atraviesa el asfalto. O mejor dicho, mi pie cae dentro de un hueco del asfalto. Un hueco lleno de agua. Vaya, vaya, que peligro estos huecos sin tapar que hay en las calles. Con mi tenni y mi media empapada saco mi pie del hueco. Camino y camino, ¡SHUIIIS, SHUIIIS, SHUIIIS!, el sonido de la media mojada y el tenni de mi pie izquierdo. Ya tengo banda sonora para lo que queda del resto del día: ¡SHUIIIS, SHUIIIS, SHUIIIS!. La vaina es que no soy músico y soy arrítmico, así que no se me ocurre nada para combinar el “¡SHUIIIS, SHUIIIS, SHUIIIS!” con alguna estrofa de una canción genial. Empiezo a saltar como cuando era niño y me gustaba tanto saltar, esta vez clavo mi mirada hacia el piso, no vaya a caerme en otro hueco que esta vez sí me rompa la pierna.

viernes, septiembre 11, 2009

TOP 5 Que el Pipa de Ávila esté en la selección, se pide a gritos

Colombia desde sus inicios solía ser un país inverosímil, agreste y hasta divertido. Ha pasado mucho tiempo desde eso y todavía lo sigue siendo; la palabra diversión es de otra dimensión si vives en Colombia. Colombia fue una patria improvisada, como todas las patrias de los lares del sur; nada nuevo. Colombia, que gran chiste negro, que genialidad; pero de tanto repetir el chiste ya no causa ninguna gracia; al menos no causa gracia para los que de verdad no han creído que Colombia no es más que un nombre: Colombia. ¿Soberanía? Una mierda. ¿Patriotismo? Por los lares del sur de América sólo existe en las películas de Hollywood, y en donde dicen “Che” y hablan en portugués. Aquel que se sienta patriota por Colombia, aquel que de verdad cree que está viviendo en un país serio, por favor llamar a los magníficos, o como se conoce en otros “países del sur”: Brigada A. ¡Goooooooool. !Y bueno, fotos:





Fotos: Byron Vélez