sábado, septiembre 27, 2008

TOP 5 “Una mañana de invierno el sol no salió…”

1. Apurado, corriendo, sudando a mares y con cuarenta minutos de retraso llegué con cámara en mano a grabar a Toto la momposina. El correr no me sirvió de nada, de las carreras no queda sino el “para qué carajos corrí, muéranse todos manada de hijueputas”. Bien pude ir caminando mientras tranquilamente me fumaba un cigarrillo, pateaba basuritas a diestra y siniestra y tarareaba mentalmente Teenage riot de Sonic Youth: “Everybody's talking 'bout the stormy weather And what's a man do to but work out whether it's true? Looking for a man with a focus and a temper Who can open up a map and see between one and two…”. Quizás sea porque últimamente salir con mis amigos es una completa proeza – algunos se fueron de la ciudad o del país, otros no son de este país y viven en su país, otros laboran día y noche o ya van a sitios que son muy “bohemios” para mi gusto- , o tal vez sea porque “oh irresponsabilidad juvenil, de ti sólo queda la resaca y recuerdos de unas buenas parrandas”, pero, a golpe frío y sin remordimiento, he vuelto a atiborrarme de Sebadoh, Pavement, Placebo – sus dos primeros trabajos, de ahí para allá no me llama la atención-, Sonic Youth y hasta por qué no decirlo: Nirvana. Recurriendo a la nostalgia, como en mis viejos tiempos: cerveza servida, cabezazos al aire y una guitarra invisible en las manos: “Teenage riot in a public station Gonna fight and tear it up in a hypernation for you…”.

2. Pero como a veces nada es a pedir de boca, llegué sin tararear, mirando la hora cada dos segundos, agarrando aire de donde no lo tenía porque qué carrera tan malparida para ir a grabar a Toto la momposina en un auditorio de la facultad de Minas de la Universidad Nacional. Ante poca afluencia, la momposina estaba dando una conferencia acerca de su qué hacer artístico, su vida con la música tradicional de este país, sus preocupaciones acerca del mundo en que vivimos y sus expectativas del concierto que daría en la Universidad Nacional sede Medellín. Apropiada de la palabra, toda una dama ella, explicaba paso por paso el por qué si en Colombia no eres un Juanes o un cantante famoso de reggaetón las vas a ver negras, verdes y maduras; si no haces algo que está de moda en el vulgo serás considerado como artista de segunda categoría, de ti van a querer que hagas tu trabajo gratis, que te digan cada dos por tres “pero, es para que se dé a mostrar”. Nada nuevo según lo miro, si haces lo que te gusta, te apasiona, sin presunciones de “me voy hacer millonario y voy a ser un Ricardo Arjona” tienes todas las de perder, pero que lo dijera y corroborara una señora de la que hasta han hecho telenovelas sobre su vida, pues, pues, vamos que por el camino enmarañado de alambre de púas caminaremos desde siempre y para siempre bajo un sol intenso que incinera las retinas de los ojos.

3. Toto la momposina, a petición de alguien del público, cantó a capela una de sus nuevas canciones. Su vozarrón doliente, nostálgico, alegre, sin aviso, me hizo erizar los pelitos de todo el cuerpo, algo en mi recorrió toda mi espina dorsal casi llegado al punto en que en forma de lagrimas ese algo salía por mis ojos, la momposina se ganó mi corazón. Algo así no me había pasado con la música folklórica de Colombia a no ser que fuera que quien cantara fuera el grande y difunto Alejandro Duran:



4. Mientras en el hueco del que no se salva ni el patas los gusanos muy majos ellos arman la pachanga, cenan, se emborrachan, pichan y pelean, un coche fúnebre, seguido de gente acongojada que mira el pavimento como si no hubiera nada más sublime en el mundo, desfila a paso lento por el pasaje principal del cementerio San Pedro. Es inevitable que a unos metros de la procesión, dónde estamos parados una parte del equipo de televisión de la Universidad Nacional, yo no agache la cabeza, que no me sienta incomodo, que no deje de imaginarme el día en que de una vez por todas por estos lados ya no menee la cabeza al ritmo de alguna una canción que me guste.

- ¿Qué te gustaría, se enterrado o cremado?
- Cremado y que pongan mis cenizas al lado de la chimenea.
- ¿Y que pase el viejo y antiguo accidente del enchuspado que tumba las cenizas, quiebra la urna y luego todo embalado lo primero que se le ocurre es meter las cenizas, incluyendo las de la madera quemada, en un tarro de papas Pringles?
- Como son de buenas las papas Pringles.
- Sí, sobre todo cuando uno está de juerga.
- Publicidad política no pagada. Pero es difícil que una urna se quiebre.
- Hay está la magia del enchuspado, por más imposible que parezca el poder hacer una cosa, el enchuspado se las termina ingeniando para hacerla. Me gustaría que sonaran cinco canciones en mi velorio.
- ¿Y para qué si igual no las vas a oír? Vas a estar muerto.
- Eh, pues no sé, que los que quedan vivos las disfruten.
-¿Y si no les gustan esas canciones?
- Pues ya vendré del otro mundo a jalarles las patas.

5. Bye, bye, Paul Newman. R.I.P.

10 comentarios:

Diegogue dijo...

anónimo es tan estúpido que hasta para insultar se descacha, es un rabón wannabe

en otro orden, cómo me identifico con ese tema del primer párrafo, de que llega un punto en que verse con los amigos es una proeza

byron dijo...

Ese anónimo es tan estúpido que hasta cree que pasa por anónimo al comentar cualquier idiotez que se le ocurre.

Anónimo dijo...

Soy Diana, nice to meet you looooooooosssssserrrrr!

byron dijo...

De verdad el tipo “anónimo” es tan imbécil que creo que no entendió el comentario anterior. Sé que deja comentarios con seudónimos disque invitándome a tomar cerveza, sé que deja comentarios disque buenos acerca de mí, sé que de seguro tampoco va entender este comentario. Y me dice disque Loser, mmmm. ¿Quién es el que entra a un blog a demostrar anónimamente o con nombre que es un imbécil de primera? mmm

Anónimo dijo...

Hagamos algo: Yo no vuelvo a entrar a este antro a cambio de que no vuelvas a enviar idiotas disfrazadas de "adivinas" con poderes "extrasensoriales". ¿Crees que no sabía con quien hablaba realmente? Tan sólo quería ver tu cara de idiota mientras leías mi supuesto karma. Yo sé quienes son uds, los conozco.

byron dijo...

Este anónimo es tan inteligente que hasta escribe en clave que solo él entiende.

terre dijo...

Qué calentura...

byron dijo...

Terre terre terre

Spaceboy dijo...

Ufff, qué calentura, jijiji...

Byron, ya qué hace rato que no se le ve, un saludo por este medio. jep. Suerte y si yu somdei.

*Pulp ¡foreva an neva!...eso por el siguiente top... que me da pereza abrir otra ventana y esas cosas, así que comento por esta.

byron dijo...

spaceboy: perezoza, jeje. un saludo.