sábado, abril 23, 2011

TOP 5 Sábado de semana santa

1. Por la lluvia, por no tener un peso en el bolsillo, porque sumiso no le dieron ganas de salir a la calle, había un tipo que no salió la noche del segundo sábado de semana santa. Sin saber en qué ocupar su tiempo, para no repetir sus quehaceres del día - editar fotos y ver películas-, decidió cortarse el pelo él solo: con el primer tijeretazo se trasquiló, lo mismo con el segundo y así sucesivamente. “El pelo vuelve a crecer” dijo en voz baja, resignado.

2. Se miró al espejo, notó lo desdibujado que está últimamente. Buscó lápiz, lapicero, marcador, resaltador, pincel, pinturas, tintas, pero no encontró nada de eso. “Mañana, o quizás pasado mañana, ya habrá tiempo para conseguir de nuevo todos esos materiales” pensó.

3. Recordó conversaciones de las dos noches anteriores, algunas de ellas penetrantes como balazo en la cabeza, otras tan graciosas que en el momento de recordarlas cayó de espaldas en su cama con una sonora carcajada: “JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA… marica… JUAJUAJUAJUA gono… JUAJUAJUAJUAJUAJUAJUA, pero cóm… JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA”

4. Por unos minutos más, siguió seco de la risa, con lágrimas y babas, dándole puños a una almohada, ya casi con dolor de estomago…, de repente su cabeza repasó una líneas que leyó en un blog en días pasados, rayas que tomó como si fueran para él, entonces cesó su carcajada. Melancólico, deprimido, repitiendo acciones, se miró en el espejo, “En realidad, ya casi no queda un dibujo de mí.” dijo en voz alta.

5. Se sentó frente al computador, puso todas esas canciones tristes que ha escuchado una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. De repente, otra vez cambiando de humor: “Maldita sea, no vuelvo a ver películas serbias, y menos como la que me vi esta tarde, mierda de película toda explicita y gore ahí y bien mala y obvia, mejor dicho, no vuelvo a ver películas con idiomas así de raros, esa gente parece ser toda degenerada y deprimida y además aburrida, por algo son tan malditamente degenerados, me traumatizó esa maldita película, sobre todo con esa escena maldita en que… me dañó gran parte del día esa jueputa escena, fue peor que ver Los hombres que odiaban a las mujeres, gonorrea de película toda mala…”

3 comentarios:

Diegogue dijo...

días descachados que todos tenemos... te recomiendo la serie de vampiros Dark Shadows, pero no la original de los 70 de 1200 capitulos, si no la del 91 de solo 12

Mauricio dijo...

Dejá en paz a "Los hombres que odiaban a las mujeres"!!

byron dijo...

Diego: listo, la busco. Gracias por la recomendación

Mauricio: No la dejaré en paz por ahora ;)