lunes, mayo 25, 2009

TOP 5 Tyron Muñetón en: días antes de mi fallecimiento

1. Amigo, quisiera que cada idea, con el poder de un trago de ron, se materializara. Bebo y bebo y me llegan muchas ideas, pero para la caneca del olvido se van. Ambiguo tal vez no sea la palabra adecuada para esta situación, pero es la primera que se me viene a la cabeza. Se me ocurre qué como anillo al dedo puede sonar de banda sonora una canción de Virus que escuché hace poco, dice más o menos así: “Me puedo estimular con música y alcohol, pero me excito más cuando es con vos, siento todo irreal”. Hmm, quizás no sea la canción adecuada.

2. – El ron Viejo de Caldas es bueno y más barato, pero si te quieres emborrachar bastante es mejor el ron Medellín.- dijo mi compañero mirando el cielo, cómo si se le hubiera acabado de ocurrir una genialidad. Lo admito, yo también me lo dije así alguna vez. ¿Quién puede determinar qué cosa es genial o no?
- El ron Medellín es ley.- dije.
- Sí.- dijo mi compañero.
- Me acordé de que ahora, hace horas, en un periódico leí un clasificado que decía más o menos así: “¿Problemas con un embarazo no deseado a tu temprana edad? Te puedo ayudar, llámame al teléfono… absoluta discreción.”- dije.
- ¡Ja!, me acordé de un comentario que escuché acerca del aborto, decía más o menos así: “El aborto es el pecado más grande. Cuando un doctor hace un aborto, alrededor de él, sobre su cabeza, una culebra negra le da vueltas invocando malas energías”.- dijo mi compañero.
- ¿Una culebra voladora?- pregunté.
- Pues yo creo. Me imagino que la culebra hasta tiene alas, que miedo. – dijo mi compañero.
- Dios es solemne, prepotente, hace sus cosas de la manera más inverosímil posible, y punto.- dije.

3. – Amigo, estoy un poco no sé, cómo que no me hayo. “¿Qué fue primero: la música o la tristeza? ¿Me dio por escuchar música por qué estaba triste? ¿O es que estaba triste porque escuchaba música? ¿No te convierten todos esos discos en una persona de tendencia melancólica?”, eso lo hubiera querido escribir yo, pero no fui yo, es de el capo Nick Hornby. Amigo, el alcohol… ¿Qué sería de mí sin gente que hace música que me gusta?- pregunté mirando fijamente un video en YouTube que puso mi compañero en su computador, se me salían las lagrimas.
- Buena pregunta, muy desesperanzadora por cierto. – Dijo mi compañero.- La vida sin música buena, jum, no me la imagino.
- Todavía no se nos acaba el ron.
- Si no hubiera música que nos gusta, el alcohol tampoco sería lo mismo.
- Es verdad, es verdad.

4. – Te pongo un video que quizás te ponga feliz.- dijo mi compañero. Y este es el video:



5. – TOP 5 de lo que creías cuando eras niño.- dije.
- Ahora no se me ocurre nada, pero dime.- dijo mi compañero.
- Hmm, ok:

A. SOMOS IGUALES: “¿Por qué no tenés esta cosa alargadita igual a mí?... No sé, preguntémosle a nuestras mamás y papás, ellos deben saber.”
B. LAS MAMÁS Y LOS PAPÁS TIENEN LA RAZÓN DE TODO. Hasta que llega el momento en que no saben qué responderte en una pregunta.
C. LAS MAMÁS Y LOS PAPÁS SON ESTÚPIDOS EN TODO. Juzgas hasta llegado el momento en que te das cuenta que tienen otra visión del mundo, en la que encajas solo porque te quieren mucho.
D. CUANDO EL HOMBRE PIERDE SU VIRGINIDAD EL PREPUCIO SE LE DESPRENDE DEL PENE. Las salas de urgencias viven abarrotadas de niños que se cortan el prepucio con una cuchilla de afeitar, solo porque vieron una película porno donde salían tipos con el pene circuncidado y por el desesperado hecho de presumir ante sus amiguitos, que ya, que fue, que la niña esa que vive hablando de sexo practica el sexo hasta en misa, justo en ese momento en que todos nos deseamos la paz: “pero ustedes, perdedores, jamás tocaran a esa niña, es exclusiva. Estuvo conmigo porque yo soy mejor que ustedes”.
F. LAS NIÑAS TIENEN LA VAGINA UN POQUITO MÁS ABAJO DEL OMBLIGO. “Es verdad, esa niña me dejó meterle el dedito, luego le metí la puntica, pero en esas llegó su mamá. Estoy a medias virgen, mi prepucio está un poquito abajo; ya casi, ya casi.”. – dije.
- ¡Ja!, pero todo eso es mentira. Yo nunca creí esas cosas – dijo mi compañero.

Después de eso, sé, que me puse a pensar muy meditabundo, muy todo intelectual, pero el alcohol se encargó de borrar todos esos pensamientos.

2 comentarios:

Mariana dijo...

Sisa, yo tampoco creí esas cosas.

El video de love is all está genial!

byron dijo...

aah, yo sí las creí, bueno unas de las tantas. Y sí, que buen video.