sábado, diciembre 24, 2011

TOP 5 Me niego a decir: Navidad

1. - "El parte meteorológico de hoy anuncia preocupación creciente seguida de terror desatado."
- ¿Qué?
- Lo leí en un libro de Chuck Palahniuk… no debí tomar tanto café, me hace repetir frases que leí por ahí.
 - El ataque de una sobre dosis de cafeína y nicotina, misión: caminar por las paredes.
- Estamos caminando por las paredes hace rato, ya casi llegamos al techo.
- Lo que hace la falta de alcohol.
- Pero es por nuestro bien, debemos seguir así.
- Ese sudor frío, siento una inmensa gota bajando por mi espalda…
- Y los sueños raros, mira, no llegamos al techo, llegamos al infierno, ¿oyes ese Zzzzzzzzzz…?
- Despertemos.
- Sí.

Despierto. Estoy boca arriba, sin cobija, abrazando fuerte entre mi pecho un cojín color café bastante áspero como para querer abrazarlo, transpiro a granel. Hace calor, mi ventana está abierta. Un mosquito zumba en mis oídos, ¿es el responsable de mi despertar?, miro el reloj, no llevaba ni cinco minutos dormido.

- El ataque del mosquito que le zumba a uno en la oreja, misión: encontrarlo y asesinarlo a palmada fría.- pienso como si estuviera en Twitter; que daño que me han hecho Facebook y Twitter, más que el del alcohol que estoy tratando de dejar. Me dicen que también debería dejar el cigarrillo, pero he, primero un dedo y luego cagada la mano, vamos paso por paso. Agalludos. Busco el mosquito.

2. Nota mental: No hacer tantas cosas a la vez: escribir, editar fotos, buscar videos en YouTube, verlos, compartirlos en Facebook y Twitter, comentar en Facebook y Twitter, subir fotos a Flickr y en Facebook, ir por un café, encender un cigarrillo, volver a escribir…

3. Supongo que siempre llega el momento en que varios de tus amigos, de tu misma generación, entran en la crisis de la adultez, está pasando en este momento. Así que una canción:


4. Llevaba rato, inclusive años, sin ver a algunos de mis amigos. Fue como devolverse en el tiempo una década atrás: Todos reunidos en el parque de El poblado, hablando mierda, mirando chicas, buscando chicas, conociendo gente nueva, emborrachándonos con cerveza, guaro y ron, buscando algo qué hacer mientras seguíamos ahí, anclados.

Anoche fue igual, y aunque me fui temprano y no bebí - ¿ya escribí que estoy dejando el alcohol?-, y algunos de nosotros ya tienen hijos o perros y otros tienen su pelo canoso o no tienen pelo, y otros se han vuelto más problemáticos o más taciturnos, pues la pasé muy bien; no sé qué pensaran ellos. 

5. “Esto es un espiral, por más vueltas que demos siempre volvemos al mismo sitio” palabras de mi amigo Wilmar mientras estábamos sentados en una de las bancas de El parque de El Poblado.

2 comentarios:

Seven dijo...

Me he encontrado por casualidad con este Blog, se hace uno adicto a la lectura. Saludos!

byron dijo...

Saludos!