sábado, junio 23, 2007

TOP 5 Vainas que dan cuando uno menos se las espera

5. Te despiertas con un gustito en la boca que no sabe bueno, te dices “mi lengua está seca, eso es lo que pasa, bebí mucho ron la noche anterior”, te levantas de la cama, vas hasta la nevera (heladera), la abres, sacas la jarra de agua y de un tirón te mandas toda el agua sin respirar. Pero sigues sintiendo el gustito desagradable en tu boca.

4. De repente sientes un espasmo en tu corazón, te duele el brazo derecho, tus ojos blanquean, caes de rodillas en el piso y te dices “sufro un infarto, la parca vino por mi”, cierras los ojos.

3. Abres los ojos: “Noooo ¿Cual infarto? si me doliera el brazo izquierdo si fuera un infarto ¿Pero el derecho? Buuuu, está todo bien, soy de hierro. Sólo es que ya no aguanto como antes, antes me bebía dos botellas de ron y estaba listo para la tercera, ahora basta media de ron para noquearme y sacarme de circulación una semana, me volví Mike Tyson, sólo muerdo orejas”. Te levantas del piso, caminas hasta tu habitación y te acuestas en la cama, enciendes la TV y a medida que haces zapping te duermes. Pero no es que te duermas. Das vueltas en la cama, como si tuvieras pesadillas.

2. Sueñas con alguien que tiene puesta una mascara de Gene Hangman dándote un discurso: “Es como cuando uno era joven que decía que al conocer a una persona con buena conversación, que te conmueve, que sientes que darías el alma por ella la conocerías todos los días, pero luego creces y envejeces y te das cuenta que no, que eso no pasa muy a menudo, esas personas que te mueven el piso no abundan, te das cuenta que en la vida los momentos son únicos, que por eso es que vives recordando el pasado, esa persona que conociste es única”.

1. Sigues con ese gustito amargo en la boca, te levantas de la cama y caminas hasta la cocina. Abres la nevera y sacas otra jarra de agua, te la mandas de un tirón, miras a cualquier parte con la mente en blanco, con un gesto de “se me acabo de ocurrir”, se te aguan los ojos y de repente te dices: “Mierda, estoy deprimido”.

1 comentario:

el gabi dijo...

Peculiar estado de ánimo donde uno tiene la necesidad de involucrarse recurrentemente (con tendencia en domingos y ultimamente feriados) para tratar de convencerse de que "la vida es para disfrutarla".

Pd: sos el recuerdo mas lindo, pero lamentablemente te codeas con uno de los golpes mas duros que recibi. Da igual...