martes, marzo 25, 2008

TOP 5 El Genio de la lámpara, again

5- Saludos mortal de medio pelo.
- ¡Genio, hace cuanto no te veía! ¿Cómo has estado?
- Y ahí, pensando muchas carajadas... en genias, trabajo,… sobre todo en mucho trabajo… y en genias, que buenas que están las genias… a él cabrón de mi jefe nadie lo entiende. Yo le digo: El Iracundo honguizo, buuuaaja. Pero moscas, que no me escuche. Supuestamente está en todos lados.
- ¿Y no es verdad?
- Naaa, puro tilín tilín y nada de paletas. Ese entre su locura existencial, lleva vivo que jurgo de años, su sadismo y su egocentrismo no le da tiempo para nada. Con decirte que la semana pasada a mí me tocó organizar la matada del hippie ese que tiene por hijo porque disque él no tenía tiempo.
- Verdad, ¿ya el peludo ese resucitó?
- Aja, el redrojo ese por ahí anda todo honguizo. Ayer me tocó cuidarle el vuelo, estaba celebrando disque porque de nuevo resucitó, como si cada año no hiciera lo mismo… por ahí se le ocurrió cortarse el pelo a lo Emo disque para ganar nuevos adeptos. Así está la cosa.
- Viste, yo te dije la otra vez que trabajar con Dios no paga.
- ¿Vos me lo dijiste?... no me acuerdo mortalucho próximo a un cáncer de próstata. Pero estás equivocado pobre mortal propenso a un ataque al corazón, entre…, etc., no me voy a poner a enumerar todas las sucursales, ni más faltaba, la plata que sacas es tremenda, es como trabajar para el…, pero sin seguir “Dios” con acento paisa.
- Hey, a Juanes no lo metas en eso.
- No estoy hablando de Juanes.
- Ah, eso sí. Pilas pues.

4. - Esa que acabó de entrar ahí con un man, la flaca de pelo negro, antes me gustaba. Me parecía la mujer más bonita que había visto en Medellín. La primera vez que la vi fue en un bus Circular sur, y luego resultó que se mantiene aquí en el parque del periodista.
- ¿Y por qué te dejó de gustar rollizo mortal propenso a quedar lisiado en una silla de ruedas cuando estés más viejo porque las arterias te van a dejar de circular?
- No sé,… ya está muy cajeta. Antes era muy bonita.
- Pero sigue bonita, la veo y me gusta. Aunque prefiero a las genias.
- Pero es que antes era demasiado bonita.
- A mí me gustan las genias cajetas. Eso quiere decir que son necias; y vos sabes que a mí me gusta necear. Entre más necias más, más.
- Mmm, que esté cajeta también quiere decir: “estoy tan loca pero tan loca que me cajetié”
- Home, tenés razón. Que pereza una totalmente loca. Últimamente ando todo misógino por la última genia loca con que estuve. Me acuerdo y me da pereza.
- … o también quiere decir: “la vida me ha dado muy duro.”
- ¿Qué quiere decir “la vida me ha dado muy duro”? ¿Qué la pelada está deprimida?
- Eeh,… algo así. Quiere decir: que el jefe la acosa en el trabajo. Que pasó muy maluco la primera vez y la segunda y la tercera y la cuarta y la quinta y la sexta y la séptima y ya está cansada de darlo y no pasar bueno nunca. Que alguien se le murió. Que el último novio le pegaba… qué sé yo, es un dicho, genio maricón. No me pongas a reflexionar sobre eso.

3. – Hablando de locas ¿ves a esa de overol blanco?
- ¿La de pelo negro, mortalucho que se mete en problemas solo, solito comiendo conito?
- Sí, esa. La otra vez en el parque del Poblado estaba hablando con ella todo bien, cuando de un momento a otro se puso a llorar diciendo: el mundo está mal, no vamos para ningún lado, bla, bla, bla.
- ¿Y te gustaba? A mí no me gusta, es muy niña, además no es una genia. Vos sabes que me gustan las genias bien guarras.
- A vos te gustan como esa que se pone a hablar, llorar y a pelear con su amigo imaginario en la esquina del parque del periodista.
- Ja, al menos esa se pone a llorar con una justificación, se pone a llorar porque su amigo imaginario la insultó bien feo. La del overol llora sin sentido.

2. - ¿Vee, y me enteré que te pasaste al aguardiente? ¿Qué pasó con la fuente de ron que te di la primera vez que nos vimos, mortal segundón de la vida de los otros?
- Pues todavía la tengo, solo cerré la llave por ahora. Estoy pensando en abrirla nuevamente. El aguardiente me pone todo existencial, y no hablemos de eso que me pongo a llorar como la pelada esa, pero con las manos levantadas hacia el cielo: no voy para ningún lado, me meto en problemas solito, ay solecito en ese cielecito tan bonito.

1. – Mortal con pelos creciéndole en las orejas y en la nariz y en todas partes, cogí un vicio muy muy muy de ustedes: aprendí a fumar.
- Ah home, bienvenido al club.
- La vaina es que a mí por fumar no me da fatiga. No me canso subiendo escaleras, no me da cáncer de ningún tipo, no molesto a los no fumadores, no me sacan de lugares públicos porque con mi magia hago que parezca que no estoy fumando, ¡no huelo a cuzca!. Jo, jo, jo, lero, lero, candelero, pistolero.
- Genio malparido, ándate que no te quiero ver más.

6 comentarios:

Spaceboy dijo...

Ey parsss, y ese genio ni squiera cumple el protocolo de conceder un deseo. Nonono.

byron dijo...

Ah, verdad, me debe un deseo desde que apareció en el blog

byron dijo...

ya hace ratico

Spaceboy dijo...

al parecer todo el mundo es incumplido,incluyendo a los genios...que peye como "ey se me apareció un genio y no me concedió ningún deseo, de hecho me tocó invitarlo a pola y cuidarle la borrachera"...
mierda estoy hablando muho, y yo apenas llevo tres cervezas...

Ms. Martin Addams dijo...

hey pero no es verdad...el gneio le dio una fuente de ron! yo con una fuente de ron me vuevLO cChinaski..y pateo a mi novia (l anovia que no tengo? si esa misma...o novio a la hora del te da igual, igual lo pateo)
XD

byron dijo...

Spaceboy: aja, a veces se pasan de conchudos

ms, martin addams: Es que da para patear a medio mundo, y reirseles en la cara.