sábado, marzo 01, 2008

TOP 5 Jueputa, ¡¡¡¡POR FIN SE ACABÓ FEBRERO!!!!!!!!

Este febrero de 29 días dio la impresión de que no se iba a acabar nunca, que era inmortal, que el mundo se iba a ir a la alcantarilla – donde está hace rato, eh. Pero viste como somos de incrédulos, sobre todo esos que se creen súper héroes y andan con un busito colgado en la espalda como si fuera una capa; haga frío o calor ahí tienen su busito colgado, y lo gracioso es que hasta son de los más chayanes, las mujeres enloquecen: Aah aaaah ah ah. O esos que se las dan de puros y van por ahí repartiendo plomo y listas y advertencias y más plomo ¿régimen facho, dónde?-, que era el apocalipsis, que era como la película esa del día de la marmota, pero sin Bill Murray. Daba ganas de gritar: ¡Llámenos a Will Smith! ¡Ya nos salvó de los extraterrestres, de los robots y de los vampiros! ¡A ese sí que le rinde el batido del chocolate! ¡Ese nos salva de Febrero!. El día que cumplí años sentí como si hubiera cumplido tres años seguidos de sopetón, con todo lo que conlleva cumplir años: arrugas, pelos en zonas donde no había pelos, dolores donde no había dolores, ganas de quedarse en la casa y no ver ni al putas, ganas de patear a más de uno – ah no, esas ganas ya estaban-, leve melancolía al decirme a mí mismo mientras acostado en mi cama miro hacia el techo: “ah, pero como pasan los años, y nada he aprendido”. Lo peor de febrero, para mí, fue que estuve sin blanca. ¡Ya debo hasta el alma! O sea: Marzo no pinta nada bien tampoco.

Mi último día de este febrero laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo, en orden cronológico:

1. Me despierto. Uy, que sorpresa, no me intoxique y no expiré con esa hierba mate que llevaba como cuatro años guardada en la despensa, desde que mi mamá estuvo en Argentina, y que me dio por abrirla la noche anterior y por hacerme unos matecitos y sentarme a ver, por cuarta vez, el capítulo cuarto de Band of Brothers. Con tanta sangre en la pantalla y ese mate viejo yo hasta creí: “de esta no me levanto para contarlo”. Pero como iba diciendo: Me despierto.

2. Llego a la Universidad Nacional y a casi todos – Andrea, Gabriel, Daniel, María E., Cabeza de tractor de esos gigantes parecido a un Transformer alias Camilo Cifuentes, Mauricio Kramer, Camilo Vallejo y otro par por ahí- los vuelvo adictos al mate. ¿Y cómo lo hice? Sencillo, a lo argentino: Como sabía que iba a ser un día duro me guardé en la maleta un termo, el mate y la hierba mate. En la Universidad le dije a doña Nohemí que si me dejaba calentar agua en su cuartico del aseo; ella tiene un fogón de dos parrillas donde cocina todos los días su desayuno, su almuerzo, su café, su chocolate. Doña Nohemí muy amable me dijo que sí, y en medio de las pausas entre grabaciones me dediqué a cebar mate. A los que hice adictos al mate, al final del día me lo arrebataban de las manos; de su boca salía espuma y los ojos los tenían desorbitados, temblaban, ya apremiaban a la violencia; viste como son los adictos.

3. Llegó la hora más dura del día, lo que yo estaba esperando, los laburos que a mí me gustan, el trabajo de calle donde me empelículo creyéndome que soy un soldado dispuesto a matar, pero en vez de tener un fusil en las manos tengo una cámara. Llegó la hora en que teníamos que grabar a unos estudiantes de la UN, miembros de la Rexixtenxia Norte – la barra del DIM-, desde su salida de la universidad hasta su llegada y entrada al estadio Atanasio Girardot para ver el partido entre el DIM y el América de Cali. A los de la cámara no nos dejaron entrar al estadio porque los derechos televisivos para ese partido los compró no sé qué – da igual saberlo o no saberlo, ya sabemos que todo gira en torno a los negocios-, pero sí sacamos, de todo el trayecto y de la espera de los de la Rexixtenxia para entrar al estadio, un buen material. Buen material donde se nota que el camarógrafo es hincha del DIM; cuando me toque grabar a los del Sur – la barra de Nacional- no sé si esté tan inspirado – mentiras, trabajo es trabajo-. Fue gracioso ver como esos estudiantes, miembros de la Rexixtenxia, en la universidad eran chicos educados, bien puestecitos, bien vestiditos, pero en el estadio ya eran meras ñanpiras, meras liendras.

- “Mostro – ya no dicen: “Ma´niño”. Dicen: “Mostro”.-, pilas pues pa´los giros de las curvas que hoy gana el rojo.” (El Rojo perdió 3-1)
- “Listo Animal – otra manera de decir: “Mostro”- hoy farra es lo que hay”. (En ese momento se estaban bebiendo una garrafa de vino luminoso, o sea: ya estaban enfarrados. Aunque yo grabé toda la situación, dudo que esas imágenes salgan al aire)
- “Mostro, ¿y por qué te están siguiendo con esa filmadora?”
- “Ah Animal, vos sabes, por la pasión del rojo – a la cámara-, ser hincha del poderoso no es algo de moda, es pasión de verdad – empieza a cantar-.”
- “Menos mal ese pirobo de Salazar –nuestro queridísimo alcalde que cuando fue elegido, borracho caído de la mica violando la ley seca, dijo: Fajardo es un perdedor porque es Hincha del DIM, yo soy un ganador porque soy hincha del NAL- nos quitó la sanción, porque o sino no hubiéramos podido hacer fiesta.”
- “Claro, ¿te acordas del clásico? Eso fue triste, ni siquiera un trapo pudimos traer”.

4. Cansado hasta en la conciencia después de laborar todo el día con los de la universidad me fui a rumbear. El primer sitio de paso: Carlos E. Restrepo. ZAAAAAZ PARA ATRÁS COMO EL ALACRÁN. Visitar Carlos E. Restrepo fue como un retroceso en el tiempo, a mi época de estudiante, a mi época de estudiante borracho donde hasta vino barato bebía. Inclusive vi las mismas caras, los mismos borrachos. ¿Qué, esta gente no se ha graduado de la universidad?, solo me hacía falta Joni, Jorgito y el resto del combo sentados en la esquina de Papitienda para que ese pason por Carlos E. fuera igual a un día atrás perdido en el tiempo. ¿O fue un día de esos donde los mismos de siempre por azares del destino se juntan? Porque hay días que son así. Apuesto, estimado lector del TOP, ah que has tenido un día de esos, a que sí.

5. De Carlos E. nos fuimos para El Suave, un sitio de salsa muy bueno, pero muy caro. Y la verdad para mí no fue algo gratificante, yo estaba tan cansado que casi me duermo patas arribas encima de la mesa. Además lo malo de dejar de beber ron es que no mucha gente te copia con el aguardiente, a veces sos vos solo contra el mundo. Así que esta vez no hubo guaro ni ron ni cerveza, esta vez fue la sobriedad absoluta. Esta vez fue el dulce desparpajo del agotamiento el que me hizo correlacionarme con mi entorno.

- Byron, ¿bailamos?
- Naaa, me encantaría bailar con vos reina, pero deja así. Yo lo único que quiero es que se acabe febrero.

4 comentarios:

Ms. Martin Addams dijo...

(que puta risa con lo de hispana)
hey que pena contigo que cumples en febrero pero honestamente febrero generalmente apesta...al menos en mi vida...(como que ya no es vacaciones y es como que es el comienzo del año y que pereza todo etc)
ps. queria preguntarte porque te mudaste del ron al guaro?

byron dijo...

No sé por qué me mude al guaro. Yo culpo a mi amigo Gabi. Lo unico que tengo para decir es que el guayabo es menos tenebroso.


Cambiando de tema:

Si a alguien le quedaba alguna de duda de que Chávez no está con las Farc, con su reacción y su minuto de silencio por la muerte de Raúl Reyes ya se supo todo ¿O todavía hay alguna duda?, lo pregunto porque en serio, no falta el enchuspete. No quiero el mandato paramilitar de Uribe, veo esas películas donde salen nazis y encuentro esto muy parecido. Pero tampoco quiero la dictadura de un guerrillero con acento venezolano. Menos quiero el mandato de un tipo con acento ecuatoriano, uno viviría cagado de la risa; y no da para reírse todo el tiempo.

Tengo que dejar de ver noticias, todo este asunto de si vamos a la guerra o no ya está muy maluquito.

Ms. Martin Addams dijo...

yo no habia visto la noticia, es mas los viejitos de mi clase de 9am (un lunes clase de 9am somebody shoot me now) me preguntaron si habia visto. En especial una viejita es toda adicta a las noticias del mundo (era profesora de historia) y me puso conversa y yo pensando "me vale un puto culo todo" hehhee pero si marica uno se queda como que mierda todo...el antioqueno nazi, el chamozolano comunistoide, el ecuatoriano ni se quien es XD pero que tal un presidente peruano como la srta laura? (hahaha) ahora eso si seria entretenimiento....o que nos manden una presidenta de brazil que de los discursos en topless (droolsss y que vivan los estereotipos!) en fin...i hate politics....

byron dijo...

que se chimbiaran entre ellos y nos dejarn quieticos a los que no estamos metidos en chimbadas sería una cuca.