jueves, mayo 22, 2008

TOP 5 A que le robo un beso y la invito a que nos veamos juntos Indiana Jones 4

5. Las tenían como salidas de una película de Russ Meyer:

Alguien grita mi nombre y me volteo. Veo a lo lejos a alguien que hace mucho rato no veía y que me dice con la mano que me acerque. Me acerco.

- ¿Qué más pues? Tiempo sin verte.
- Ah, pues bien. ¿Y vos qué? Vení sentaté conmigo aquí un rato. Estoy con una amiga.
- Mmm, sí, me siento aquí un rato con vos, total salí a dar una vuelta y a tomarme un par de birras. ¿Y tú amiga?
- Está en el baño. Por cierto, vos seguro la conoces, ella trabajaba en la Nacional.
- ¿Ah sí?
- Sí, trabajaba en Artes.
- Ah, vea.
- Estamos tomando margaritas, los martes en este bar son tres por una. ¿Querés?
- Prefiero entrarle primero a la cerveza. ¿Y llevan mucho rato aquí?
- Uff, estamos aquí como desde las cinco, ya estamos más borrachas parce.
- Pero no se te nota.
- Espérate que veas a mi amiga y te vas a dar cuenta.

La amiga sale del baño y en efecto compruebo que es la más borracha de las dos, tambalea al caminar y viene acomodándose el brassier de una manera bastante descarada. Sus tetas son tan grandes como las de mi amiga, talle 36 o algo así, y aquí ya tengo la duda de la noche, la duda casual que entra y te permite escapar imaginariamente del sitio donde estás cuando alguien habla cosas que te importan un pimiento “¿Son naturales o son de silicona?”-. Le pido una cerveza al mesero y le sonrío a la chica.

- Te presento a Byron, él trabaja en la Nacional.
- Yo trabajaba allá, me retiré hace seis meses, me cansé de trabajar como contratista, pero ojalá me vuelvan a contratar, yo quiero mucho esa universidad.

Como mi intención no era quedarme de juerga y hasta el otro día que te vi más borracho que un chucho bajándote los calzones , de casualidad salí con lo que a veces utilizo de uniforme de trabajo o de pijama: una camiseta roja que tiene un estampado que dice “Yo amo a la Nacho”. Me abro el buso que llevo para el frío tan verraco que hace, le muestro la camiseta a la chica y lo que se viene después es que caigo victima de sus múltiples abrazos seriales.

- Apenas te conozco y ya me caes súper bien.
- Eh, a la orden.

Así de fácil liga uno, ja. Igual ellas son lesbianas bisexuales y son pareja, que te las hueles en el aire.

4. Pido otra cerveza y resultaron ser negociantes:

- Byron, no te habíamos contado.
- ¡Estamos vendiendo aretes!
- Los aretes que tengo puestos son de los que vendemos nosotras.
- ¿Nos vas a comprar?
- Son muy bonitos, y los hacemos nosotras.
- Y vendemos barato.
- ¿Y yo que hago con unos aretes?
- El mesero nos compró, aunque pues, a leguas se ve que es más marica, je je.
- Ah, pero tenés huequito en la oreja, desde aquí se te ve.
- Si, me abrí huequito a los quince años y duré con arito una semana, luego nunca más se cerró el maldito hueco ese.

A los 15 años, a pesar de la cantaleta de mi mamá, me abrí huequito en la oreja izquierda. A los cinco días mi mamá, por si sola, compró y me regaló unos topitos de oro - ¡hey! se suponía que el arito era un acto de rebeldía contra el sistema de los mayores, que en la adolescencia reina la anarquía, que no quería a un adulto de parte mía-, lo que hice fue no seguir usando nada en la oreja y fue, “yo soy rebelde porque el mundo me hizo así.”. Igual mi mamá ganó – introduzca aquí emoticón de carita triste-.

3. Piden la cuenta. Miami Ink:

- Tengo unas ganas de ponerme un piercing en la nariz.
- ¿Y por qué no te lo pones?
- Porque tengo treinta y cuatro años, soy madre de dos hijos y trabajo en una oficina.
- Ella tiene un montón de tatuajes. – A ella- Mostráselos a Byron.
- ¿Y querés que me empelote aquí delante de él para mostrarle mis tatuajes?
- Sí ¿por qué no?
- Bueno, le muestro el que tengo en la espalda.

Ella se quita la chaqueta y me muestra su súper tatuaje de una chica Elfa sentada a la orilla de un rio que tiene en su espalda – aquí me acuerdo de la chica elfo y me pregunto el por qué no estoy conectado en Internet hablando con ella-. Luego me muestra un tatuaje de la inicial del nombre de su hija que tiene en la pierna izquierda. Luego me muestra un súper tatuaje de un dragón que tiene en la pierna derecha.

- Si por mi fuera me tatuaría todo el cuerpo, tatuarse envicia. Soy una viciosa.
- Yo me haría un tatuaje si tengo un hijo o algo así… Un amigo se tatuó la mano de Mano negra para entrar a un concierto de ellos.
- ¡Yo tengo fotos con Chris Núñez el de Miami Ink!
- ¿Ah, estuviste en Miami?
- No, eso fue en un putiadero aquí en Medellín.
- Ella siempre chicanea con eso, tiene las fotos en su celular. – A ella- mostráselas a Byron.

Ella me muestra sus fotos con Chris Núñez en un putiadero aquí en Medellín – en efecto es Chris Núñez-.

- ¿Y ese que hacía aquí en Medellín en un putiadero?
- Eran una feria de las flores.
- Vea usted.

Llega el mesero con la cuenta, miro lo que tengo que pagar y resulta que tengo que pagar por dos cervezas 10.000 pesos. Saco los 10.000.

- No, yo te invito. Me caíste súper bien.
- Ah, bueno, no me niego, invítame.- Sonrío.

2. Se une la mesa de al lado. De nuevo compruebas que la iglesia católica, o cualquier iglesia, es una mierda:

- Él es cura, tiene un grupo de oración por aquí por el centro.
- ¿Cura? Yo hace rato lo veía ahí sentado mirándonos las tetas.
- Tiene cara de degenerado, como todos los curas.
- ¿Y Rafa qué opina sobre lo que dicen sus amigas?
- No me llamo Rafa, me llamo Byron.
- Tenés cara de llamarte Rafa.
- Tiene cara de llamarse Matías. – Dice la mujer a la que minutos antes el cura estaba que la ponía a…
- Cura, rece por mí.
- Cura, invítenos a margaritas.

Y el cura nos invita a margaritas y a cerveza; ¡que buen negocio que es la iglesia carajo!

1. Me invitan a una súper fiesta no sé dónde:

- No, yo me voy para mi casa. – Me digo: ojalá esté conectada la chica elfo en el MSN.
- Te lo pierdes.
- Sí, me lo pierdo. – No son la chica elfo, buuuu, con ustedes no me pierdo de nada-

Llego a mi casa, enciendo el computador y sí ¡está conectada la chica elfo!, bailo en una pata y doy vueltas canela de la alegría.

boomp3.com

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena banda sonora... y si, no se pierde el tiempo con cosas que no valen la pena... QUE VIVA EL AMOOORR!!

terremoto dijo...

Home...éste man lo que está es enamoraooo...la chica elfo de casulidad te acompañaba el viernes pasado?...suerte y muerte...

terre dijo...

...casualidad...

el gabi dijo...

En febrero se caso un amigo. Alrededor de las 5:00 a.m. (descréan éste dato) advertimos la llegada de un taxi. Del mismo bajo el cura que casó a mi amigo muy borracho, venía de otro casamiento que tuvo esa misma noche. Su movimiento de piernas me hizo acordar a las gambetas de Ronaldhinño. Con su frente transpirada y su camisa con los tres botones superiores desabrocahdos, le aconsejo a una amiga mía que trate de no sentarse en la primer fila de una iglesia con semejantes tetas, porque desconcentraba al orador.

Un grande!

lesbiansexfilms dijo...

GRANDE TERRE!!!!!!!(se hizo esperar ese comentario!)

Ms. Martin Addams dijo...

hey no ese comentario anonimo me parecio de lo mas hippie....what you need is to get laid :P

Spaceboy dijo...

¿Un chico elfo sería muy gay? Pues la Chica Elfa debe ser muy linda...Los Elfos (chicos) de las pelis son como raros, no sé, me dejan desconcertada, no sé si me gustan o no... Mierda estoy toda ebria.
Saludos.

byron dijo...

anónimo: ¿qué viva el amor? jeje, me acordé de un capítulo de Seinfeld cuando una pelada grita por una ventana: "¡Todos son ganadores!"

Terre: Ya esperaba tú comentario (Grande Terre!)

Gabi: buena historia home.

Lesbian: Grande Terre!

ms. martin: tas en lo cierto

spaceboy: siii, los chicos elfos son todos gays!