sábado, julio 07, 2007

TOP 5 Cosas que odio al manejar

5. Si llegas a un trancón de montones de carros no lo dudes, un Guardia de Transito está más adelante jodiendo la vida. Ellos provocan el trancón, incitan a la ira mala y excitan a la venita esa de la cabeza que crece y palpita cada vez más; al final explota la venita y por ahí derecho se lleva tu cabeza ¡BOOMM!

4. El maldito carro de adelante que ocupa dos carrilles y corre como tortuga cuando estoy de afán. Provoca hacerle como en las películas: chocarle para que se desvíe del camino y luego explote en el aire mientras cae por un precipicio ¡CATABOOMM! – en ese carro seguro no irán Thelma and Louise, así que tranquilo, nada de finales tristes-.

3. El maldito carro de atrás que lleva el afán de los mil demonios y le da a la bocina como si recién descubriera los placeres del onanismo. Uno sólo espera que al conductor de dicho carro se le explote la cabeza de tanto bocinazo ¡CHISPUMCATABOOMM! ¡PI PI!

2. Los protervos motociclistas, en especial esos que van acompañados de otros motociclistas y ocupan un carril entero para conversar mientras la marcha; estos taimados motociclistas tienen que bajar la velocidad para poder escoger sus palabras y descifrar lo que dijo su colega a través del casco, el viento y la mirada puesta en el horizonte para no darse de bruces contra el pavimento o contra un carro, ley de Murphy: uno va atrás de ellos con la venita palpitando. No les deseo que se les explote la cabeza porque el casco comprimiría la explosión; si algo tiene que explotar que sea con escándalo o sino devuélvanme la boleta hijueputa.

1. Los limpia vidrios que meten miedo en cada semáforo, los peatones enchuspados que se le tiran al carro, las tórtolas enchuspadas que no se apartan del camino y mueren atropelladas – mariconas -, los malditos hippies que hacen malabares en cada semáforo para pedir plata y llevan tenis (zapatillas) Adidas o Puma, los carros grandes que por lo general son de paracos y se creen dueños de la vía…

2 comentarios:

MaleïtCoF dijo...

¡¡Noooo este blog es una pasada!! (acá le dicen así cuando algo está zarpado. Tal vez no era necesaria esta aclaración cortamambo)
Ahora voy a tener que entrar todos los días a ver qué hay de nuevo, eso generalmente me pone muy nervioso, porque después no me quiero perder nada y si empiezo a entrar todos los días y no hay actualizaciones, entonces me pongo nervioso. Teoría: Si la actualización existe (A), luego me pongo nervioso. Si la actualización no existe (B), luego, me pongo nervioso. Conclusión A = B = AB: me ponen nervioso.
Saludos catalanes!
PD: Byron, ¿me recuerdas? el muchacho que en la peatonal santafesina te llamó por tu nombre sin siquiera conocerte ej ej ej

byron dijo...

Home sí, me acuerdo, aunque muy bien de tu cara no.

Saludos